¿Por qué diálogo ahora?

Compartir:

Tuvo que haber sangre derramada, tuvieron que ser asesinadas más de 300 personas para que el régimen Ortega-Murillo decidiera reunirse y hablar de diálogo.

Pero no es cierto, porque aun cuando muchas personas y organizaciones han dicho que hace falta que liberen a las personas presas políticas, para que se instale nuevamente el diálogo, el gobierno asegura que enfrentan un proceso judicial adecuado.

No es cierto porque el dictador se niega también a reconocer que sus juicios (los de su Corte de Injusticia) son irregulares y por ende sus sentencias están exceptas de toda justicia. No es cierto porque hay prisioneros con sentencias de hasta 216 años, como Medardo Mairena.

El régimen tampoco dice absolutamente nada de las personas nicaragüenses que se han visto obligadas a dejar el país por la represión, por las amenazas. Mucho menos de los policías "voluntarios o encubiertos" que asesinaron y no hemos visto en los tribunales.

Nos preguntamos si puede haber diálogo en estas condiciones.

Ayer domingo 17, una representación de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua demandó la liberación del periodista y director del Canal 100% Noticias, Miguel Mora y de la Jefa de Prensa de dicho medio de comunicación, Lucía Pineda, mediante una carta que entregaron al obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez; y exigieron el respeto la libertad de expresión y prensa, ante la posible reinstalación del diálogo nacional.

Ni amnistía, ni indulto, ni perdón, ni olvido, ni clemencia, dice la mayoría.

Libertad es una voz que resuena, que logra unir todas las manos.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa