RESPLANDORES DE ABRIL No. 23

Compartir:

POLÍTICOS TRADICIONALES, ¡PÚDRANSE!

La nueva Nicaragua, nueva de verdad, no les exige mucho a los políticos: solo tienen que trabajar mucho y ser honestos. Esto es todo. Deben ser genuinos servidores públicos, cumplir con sus responsabilidades, no ganar elevados salarios ni recibir regalías del Estado. Si quieren carro nuevo, cómprenlo con sus recursos, si acaso tienen. No deben meter las manos en el erario, ni contratar a sus familiares, tampoco hacer ningún tipo de chanchullos ni truculencias y deben vivir su vida cotidiana en el marco de la ley. No es mucho pedirles que se olviden de traficar influencias, que excluyan de sus funciones la coima y el soborno y que conviertan en una sana práctica la frecuente y clara rendición de cuentas. Si no pueden hacer esto, retírense, busquen otra cosa qué hacer, ni se acerquen, váyanse lejos, púdranse, son peligrosos, son una plaga o peste peor que el COVID-19.

ES INDISPENSABLE UN SALTO HACIA LA MODERNIDAD POLÍTICA

Un salto hacia la modernidad política es indispensable. No podemos seguir en la misma lógica prebendaria, clientelista, de privilegios, nepotismo y corrupción. No tendría sentido el estallido social de abril del 2018 ni los muertos y secuestrados, ni los heridos y torturados. Requerimos una nueva Constitución con múltiples candados al autoritarismo y al usufructo de los caudales públicos; necesitamos un nuevo, pequeño y funcional Estado con división y balance de poderes, donde nadie esté por encima de la ley y se respeten los derechos humanos. Quien quiera repetir el pasado, que no atrase, que se haga a un lado. El futuro anda en la calle, abran paso.

AUTOPROTECCIÓN ANTE EL COVID-19 ESTÁ SALVANDO VIDAS

Aparentemente hay un descenso significativo en las muertes por COVID-19, pero, por la falta de políticas gubernamentales claras y precisas, es posible que a este notorio descenso le siga otra subida, pues no se practican las pruebas que amerita la situación, no hay seguimiento de personas afectadas y no se controlan los brotes de virus que van surgiendo. Independiente de que entremos a un ciclo de bajadas y subidas, la disminución que estamos experimentando debe atribuirse, sobre todo, a la disciplina y el empeño de la población, que se está defendiendo con las uñas ante el coronavirus. Millones de nicaragüenses se están lavando las manos de manera adecuada varias veces al día, están usando mascarillas, y bastante menos, máscaras, y practican el distanciamiento físico. En otros países han aprobados leyes e impuesto multas, para que la población adopte estas medidas. En nuestro país, la displicencia gubernamental ha sido respondida con la iniciativa responsable y disciplinada de la ciudadanía. Mucha gente se ha quedado en casa guardando una cuarentena voluntaria que en algunos casos ya tiene tres meses, incluyendo a dueños de tramos en los mercados que prudentemente los mantienen cerrados. Lamentablemente quien vive del trabajo diario debe salir todos los días a la calle a buscar la comidita, pero adoptando las medidas indispensables. Es la gente la que se está protegiendo con sus propios medios.

FUERA LOS POLÍTICOS TRADICIONALES

La política nacional está envenenada de personalismos e intereses privados y turbios, de corrupción y de nepotismo. Por eso estos políticos se carcajean ante los términos: servidor público, integridad, interés nacional, prioridad a quienes están en la extrema pobreza y pobreza, independencia y balance de poderes, no tráfico de influencias, no aprovechamiento personal de la función pública, reducción de salarios y fin de privilegios en el Estado, no al clientelismo, etcétera. Se ríen de esto, creen que no es posible, mo les cabe en su mente enlodada y consideran que quienes lo plantean tienen una visión angelical de la política, que no tienen bien puestos los pies sobre la tierra, que la realidad es diferente, que esto es terreno para los más vivos, para los tramposos, para los aprovechados. No sé si es posible cambiar esta cultura política, pero sí sé que, si lo fuera, sería a largo plazo y no tenemos tiempo para eso, por lo que la dirección política del Estado debe estar en manos de la juventud.

JOSÉ PALLAIS: ATRAER AL PLC A LA COALICIÓN ES PARTE DE UNA ESTRATEGIA

De acuerdo a revelaciones de José Pallais, la Alianza Cívica contribuyó al proyecto de organización de la Coalición Nacional y por su sugerencia se invitó al PLC a formar parte de ella, con el propósito de restarle un aliado a la dictadura y debilitarla aún más. El planteamiento es correcto desde el análisis estratégico de las fuerzas, pero sumamente controversial. El hecho es que ahí está el PLC con una pata en la Coalición y otra en la Asamblea Nacional y muchos cargos en los aparatos del Estado. Adicionalmente, con un fuerte cuestionamiento interno porque Arnoldo Alemán impuso a doce de sus subordinados en cargos de dirección en el partido, con lo cual mantiene su control sobre el mismo. Mientras, buena parte de sus estructuras territoriales y bases, participaron en el estallido social de abril del 2018, algunos muy beligerantemente en tranques en el norte del país. El tema de las alianzas es sumamente complejo y delicado para cuyo manejo se requiere un enfoque y visión estratégicos que pocas personas tienen.

TAMBIÉN EN LOS ORGANISMOS PRIVADOS LA REELECCIÓN ES DAÑINA

Por supuesto que mientras los estatutos del Cosep lo permitan, José Adán Aguerri podría reelegirse continuamente por otros 13 años e incluso más, pero ese no es ningún modelo a seguir por nadie por varias razones: 1. Porque el uso prolongado del poder deforma a quien lo ejerce y perjudica la gestión; 2. Porque les corta el paso a las nuevas generaciones; 3. Porque no combina con la democracia sino con el autoritarismo y el centralismo. Esto sucede en varias cámaras empresariales, en los sindicatos oficialistas y también en algunas ONGs.

LA DICTADURA NO TIENE MÁS QUE GIRAR Y GIRAR, PUES NO TIENE SALIDA

El video de un fanático orteguista de Jinotega que llama a marchar al Repliegue en círculos en las oficinas o habitaciones donde se encuentre cada adepto, suscitó este interesante comentario del colega Wilfredo Miranda: "Marchar en círculos dentro de una oficina por el Repliegue es la mejor metáfora de sus vueltas sin salida... el régimen se mantiene por fuerza, pero no tiene adónde ir, más que girar sobre sí, hasta que la sinergia de la brutalidad cese, porque son incompatibles con este país".

INTERIORIDADES DE LA DICTADURA

Dos hechos permiten adentrarnos a las intimidades de lo que está ocurriendo en la dictadura: por un lado, la ominosa afirmación de William Grigsby, de que el Frente está dispuesto a retomar la lucha armada. Semejante afirmación, y realizada desde el poder, es gravísima, y revela el estado de desesperación que cunde en las filas orteguistas y en el círculo de poder. Por otro lado, la imposición de gravámenes a ventiladores, oxímetros y mascarillas, entre otros –que deberían estar libre de impuestos por ser esenciales en la lucha contra el COVID-19--, denota a un Estado con serios problemas económicos y a una familia Ortega-Murillo atrapada en sus ansias desmedidas de riqueza.

LA MÁQUINA DE INVENTAR PRUEBAS CONTRA LOS SECUESTRADOS

Continúa funcionando la máquina de pruebas del orteguismo, es decir, la fabricación de todo tipo de delitos, por fantásticos que sean, pues lo que importa es que el Estado triture a sus ciudadanos en el sistema judicial, donde unos funcionarios corruptos actúan en estricto cumplimiento de las órdenes de El Carmen, que es declarar culpable a toda persona sospechosa de no ser orteguista, de pensar diferente, de no aceptar sus imposiciones. La manufactura de pruebas es en la Fiscalía General de Justicia o Ministerio Público, donde por la práctica acumulada desde mediados del 2018, los fiscales se han convertido en expertos en crear, de la nada, las acusaciones más inverosímiles a la población que secuestran por medio de la Policía, de sus fuerzas especiales, de los paramilitares y los grupos de choque de la tiranía. Para probar lo que se les antoje, tienen a la disposición cientos de policías que declararán lo que se les diga. Aunque no lo parezca, es harto difícil trabajar con la mentira porque esta requiere de una narrativa ordenada, coherente sobre cómo ocurrieron los hechos imputados, pero es lo de menos para estos acusadores de la dictadura, para estos ejecutores del pueblo, porque escriben cualquier cosa, no importa lo burdo que sea, no pierden el tiempo en lograr cierta lógica en sus señalamientos, ¿para qué?, si ellos están en el poder y pueden hacer lo que les ronque. Así funciona la fábrica de pruebas del orteguismo.

DORA ARGÜELLO: ORTEGA DIO LA ORDEN DE ASESINAR A MI PAPÁ

Tras nueve años de aquel día fatídico en que miró el cadáver de su papá, Dora Argüello sigue exigiendo justicia, porque rechaza la versión oficial de “suicidio” y afirma que se trató de un asesinato. En una carta que publicó en las redes sociales, dice: “Hoy hace 11 años mi padre Alexis Argüello fue asesinado por órdenes del gobierno terrorista de Daniel Ortega, hoy son 11 años de impunidad, censura y mentiras. Durante todo este tiempo han seguido ocultando evidencias. Sepan que para mí no hay descanso hasta dar con todos los involucrados”. Hipócritamente, la dictadura mandó coronas de flores al monumento al “Homicida del ring”, en la llamada Plaza de las Victorias.

SOLO EN TRES GREMIOS HAY 172 DECESOS POR COVID-19

Para el MINSA en Nicaragua solo han fallecido 91 personas por COVID, incluyendo los decesos de la semana pasada, pero solo en tres gremios hay 172 muertos por el coronavirus: personal de salud, 78; pastores evangélicos, 64; y maestros, 30. El orteguismo ha montado una gran farsa con las estadísticas del mortal virus a fin de ocultar los resultados de su política irresponsable y permisiva ante la pandemia.

A LOS MAESTROS CON CARIÑO
El ejercicio del magisterio reporta muchas satisfacciones, como cuando todos o la mayoría de los estudiantes aprueba por sus méritos la clase, porque este es un indicador de que aprendió; o cuando uno ve llegar “crudo” a uno o varios jóvenes y vamos percatándonos de los cambios, de la superación. Esto se aprecia mejor a lo largo de los años entre quienes recibieron clase con nosotros en primer año y luego en cuarto año los vemos transformados hasta en su vestimenta, modo de hablar y de caminar. En cambio, cuando hacés el reporte de notas y tenés varios aplazados, es doloroso, descorazonador. También tiene sus insatisfacciones como cuando hay un estudiante –suele suceder—difícil de tratar. Si uno se pone muy serio, la confrontación es inevitable, así que hay que dialogar y avanzar poquito a poco. También a veces uno erra y provoca la molestia de un grupo. Esto es triste, me pasó una vez y lo peor de todo es que pude haberlo evitado con ceder un poco, pero me puse cuadrado con la entrega de un trabajo que muchos no cumplieron. Como maestro uno navega en aguas turbulentas, en una rueda Chicago y solo la paciencia y la tolerancia –y algunas mañas-- nos salvan de sucumbir. En más o menos veinte años de docencia en la UCA las satisfacciones han sido mucho mayores que las desavenencias. Solo lamento que no nos reconozcan materialmente nuestro trabajo. Socialmente cada vez hay mayor conciencia sobre la importancia del magisterio. Deberían pagarnos muy bien, excelentemente bien. No lo digo por ser profesor universitario, sino por la importancia estratégica de la educación. Un abrazo para todos y todas las colegas de la UCA, de las otras universidades, de la normal, secundaria, primaria y preescolar. Debo decir que siento una profunda admiración por las maestras de “jardín de niños”, son increíbles de hábiles y cuidadosas para tratar a las muchachitas y muchachitos. Como muchos de nosotros, lloré al ver “Al Maestro con cariño”, con Sidney Poitier, estrenada el 14 de junio de 1967, y la estremecedora “El club de los poetas muertos, con Robin Williams (1989). Ambos films le hacen justicia al magisterio. Hay varios más, pero estos son los que recuerdo hoy.

EL INVITADO ESPECIAL DE LA DICTADURA
La dictadura es amiga del COVID-19, le abrió en pampas las puertas del país para que entrara triunfalmente y se desplazara a su gusto a todo lo ancho y largo del territorio. No le impuso controles ni medidas restrictivas, más bien le facilitó su trabajo y le sirvió en bandeja de plata personas agrupadas participantes en cientos de actividades colectivas que organizó. Hasta una marcha le dedicó exclusivamente. Él llegó con su caña de pescar, lanzaba la cuerda y sacaba y sacaba y sigue sacando. El coronavirus, como invitado especial, se abalanzó sobre las indefensas personas, principalmente de la logia orteguista, incluyendo evangélicos seguidores de la familia Ortega-Murillo, y se dio un tremendo festín que continúa y seguirá por lo menos hasta diciembre. El banquetazo ha dejado unas dos mil muertes que han sido camufladas por la tiranía, pues sus estadísticas no reportan ni siquiera un centenar de decesos. Feliz, el coronavirus no planea irse de Nicaragua, sino todo lo contrario

COVID-19 SE LLEVÓ A 64 PASTORES EVANGÉLICOS
¿Por qué el COVID-19 ha matado a 64 pastores evangélicos –casi el total de muertos que el MINSA admite para Nicaragua—y solo a cuatro sacerdotes católicos? Como en todo, no hay explicaciones sobrenaturales, todo es muy terrenal, objetivo, medible y verificable: mientras la Iglesia Católica suspendía las misas y procesiones de semana santa –excepto el obispo orteguista de León--, la mayoría de las denominaciones evangélicas –bajo la influencia de la dictadura—continuaron con sus cultos presenciales y sin distanciamiento físico --y algunos siguen--que reunían grupos de descuidadas y temerarias personas. Podemos deducir que, si fallecieron 64 pastores, son cientos de decesos en todo el país entre quienes asistieron a los cultos. Con solo examinar este sector de la sociedad, vemos la gigantesca farsa que ha montado el régimen con sus números mentirosos y manipulados. Por otro lado, han fallecido 78 personas entre el personal de salud, más de la mitad médicos. Solo en estos dos gremios ha habido 146 lamentables decesos, gran parte atribuibles al orteguismo por haber dejado al garete al coronavirus, sin oponerle políticas de Estado, o adoptando tardíamente algunas recomendaciones de la OPS.

PCIN: LA FORMIDABLE ORGANIZACIÓN GREMIAL DE LOS PERIODISTAS 

Ahora podemos afirmar que logramos constituir una organización gremial de periodistas independientes que no se subordina a la dictadura, a ningún partido político, a ningún grupo de poder (económico, religioso de ONGs, cooperación internacional, etc.), que trabaja por la libertad de expresión y de prensa y que lucha en diferentes ámbitos por sus agremiados. Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), actualmente desarrolla un extraordinario trabajo para apoyar especialmente a más de 40 colegas afectados por el COVID-19, y de prevención con el resto de la membresía.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa