Madres de los asesinados por la represión de la dictadura Ortega-Murillo, 30 de mayo 2019
Duyerling Ríos / Onda Local

Madres de abril y mayo: ¡Ni perdón, ni olvido!

Compartir:

¡Nicaragua está de luto! alcanzamos a leer en una manta con letras negras que abarcaba la calle de extremo a extremo. Es 30 de mayo de 2018, estamos en la Madre de todas las Marchas. Al ritmo de chicheros las personas se han autoconvocado y reencontrado en la avenida Jean Paul Genie, que a esta hora, tres de la tarde no cabe ni un alma más, la avenida se ha llenado del azul y blanco de la bandera nacional. Las madres de abril visten de negro en señal de luto por sus hijos asesinados y encabezan la marcha. El lema ¡Nicaragua unida, para pedir justicia!

Gente joven, adultos, niñas y niños se unieron en una sola voz para exigir justicia y democracia. El grito de ¡Tu indiferencia te hace cómplice de las injusticia!, llega a los municipios de Estelí, Chinandega, Bilwi y Masaya, donde la ciudadanía también ha salido a las calles para solidarizarse con las madres y pedir justicia.

De repente se escucharon las balas, se vieron a las turbas orteguistas, varios heridos en las cercanías de la Universidad Centroamericana, nuevamente atacan una marcha pacífica. Dispararon a matar.

Ese día, parapolicías en complicidad con simpatizantes del FSLN asesinaron en Managua, Estelí, Chinandega y  Masaya. Los impactos de bala fueron en la cabeza, tórax, abdomen y estómago. Truncaron en minutos la vida de comerciantes, obreros, agricultor, deportista y estudiantes.  

Pareciera como si fuera ayer, el recuerdo del chavalo ensagrentado y desmayado producto del ataque en el sector de la Universidad Nacional de Ingenieria,  está pegado como cemento  en la cabeza, no se olvida.

Francisco Javier Reyes Zapata, Edgar Isaac Guevara Portolbanco, Kevin Antonio Coffin Reyes,Heriberto Maudiel Pérez Díaz, Marvin José Meléndez Núñez, Juan Alejandro Zepeda Ortiz, Ruddy Antonio Hernández Almendárez, Darwin Alexander Salgado Vílchez, Dariel Stiven Gutiérrez Ríos, Jairo Antonio Osorio Raudales, Dodanim Jared Castilblanco Blandón,Cruz Alberto Obregón López, Mauricio Ramón López Toruño, José Manuel Quintero, Carlos Manuel Díaz Vásquez, Daniel Josías Reyes Rivera, Eliezer del Carmen Espinoza Aguirre, Jefferson Kevin Reyes, Jorge Antonio Guerrero Rivas, Jorge Castro, Juan Carlos Mejía Moreno, Lester Martínez Cubilla, Maycol González Hernández,Michael Cipriano González Hernández, Michael Parrales, Orlando Daniel Aguirre Córdoba, Victor Manuel Bello Bonilla. Se llenaron de coraje y dijeron ¡PRESENTES!

Sus madres viven el desafío de ser madre en Nicaragua, una lucha constante por justicia y libertad, una búsqueda de derechos y mejores oportunidades.

Alejandra Rivera, madre de Daniel Reyes Rivera, asesinado el 30 de mayo de 2018 por la represión de la dictadura Ortega-Murillo. Fotografía: Duyerling Ríos / Onda Local.

Este 30 de mayo de 2020, se conmemoran 2 años de esa masacre del día de las madres.  Las de abril y mayo han dicho ¡No perdonamos, no olvidamos! La masacre sigue impune y el país entero, todavía no encuentra paz, ni el sol de la libertad.

Para las madres de abril y mayo los días, las lágrimas, ya no son suficientes, las fotos y los recuerdos, no llenan el vacío de no tener a sus hijos. Sus días muchas veces son de dolor, es morir y vivir a la misma vez, les arrebataron la vida de su hijo o hija, pero viven cuando recuerdan que entregaron sus vidas por una Nicaragua sin dictaduras.

Este día de las madres, no existe alegría, el país continúa de luto. Aún hay hijos que están secuestrados en las cárceles del país, todavía  hay madres que viven el dolor y el tormento desde sus casas, esperando a que su hijo o hija, cruce el lumbral de la  puerta y diga: ¡Mamá, estoy aquí! 

Mientras el régimen, el marketing y el comercio, celebrarán a una madre feliz; las madres nicaragüenses han vuelto a llorar en mayo, hoy sufren desde los hospitales la pérdida de sus seres queridos, por la irresponsabilidad de una dictadura, que tuvo en sus manos la oportunidad de tomar acciones y controlar los estragos de una mortal pandemia, que está agudizando el colapso de las unidades médicas y la crisis económico-social que vivía el país desde abril de 2018.

Hoy, 30 de mayo, las madres de los mártires no han abrazado la justicia por la muerte de sus hijos, las presas y presos políticos no tendrán el consuelo y abrazo de sus madres, esas madres aún esperan la libertad de sus hijos.  En el día de la madre abraza a tu mamá, a tu mami, a tu mamita, a tu mita, no importa como la llames, porque hoy hay hijos que no la verán, ni estarán entre sus brazos.

Las madres de nuestro país, con su trabajo y esmero forjan el futuro de Nicaragua. Son fuertes, líderesas, hijas, hermanas, primas, abuelas, tías y amigas; escuchan, opinan, tienen el derecho a decidir sobre su cuerpo y no es a lo único para lo que vinieron al mundo.

Ayudemoslas a encontrar justicia, porque  ¿Y si fuera tu hijo?

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa