Rafael Ortega Murillo es el segundo hijo de la familia presidencial sancionado por Estados Unidos
Julio López / Onda Local

Rafael Ortega Murillo alcanzado por las sanciones de Estados Unidos

Compartir:

El temor de la familia presidencial nuevamente tocó sus puertas. Una vez más, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos propinó un golpe sus negocios, al sancionar a Rafael Ortega Murillo, hijo del matrimonio dictatorial nicaragüense, a la Distribuidora Nacional de Petróleo (DNP-Petronic), a la empresa de seguridad El Goliat y a Inversiones Zanzíbar, por controlar, financiar y lavar dinero para el régimen Ortega-Murillo.

Rafael Ortega es el segundo hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo en ser alcanzado por las sanciones de Estados Unido. El primero fue Laureano Ortega Murillo, de la Agencia de Inversiones Pro Nicaragua, luego de ser señalado de estar vinculado a redes de corrupción y lavado de dinero.

"Rafael Ortega es el administrador de dinero clave detrás de los esquemas financieros ilícitos de la familia Ortega. El Tesoro está apuntando a Rafael y las compañías que posee y usa para lavar dinero para apuntalar el régimen de Ortega a expensas del pueblo nicaragüense", dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Rafael Ortega Murillo fue incluido en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), al igual que las empresas bajo su dirección: Inversiones Zanzíbar S.A. y Servicio de Protección y Vigilancia S.A., conocida como El GOLIAT.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro, Ortega Murillo ha usado estas empresas "para generar ganancias, lavar dinero y obtener acceso preferente a los mercados para el régimen de Ortega".

El pasado 19 de julio de 2019, Daniel Ortega, se mostró su vulnerable ante las sanciones estadounidenses. Ese día, el padre Antonio Castro abogó ante el pastor Ralph Drollinger, quien participó en el acto oficialista, para que hicieran uso de sus “buenas gestiones” ante el Congreso y Senado de Estados Unidos, para que suspendan las imposiciones a Nicaragua y la Ley Magnitsky”. 

“Se tiene que desaparecer de la práctica de la política mundial las agresiones de tipo económico (…), utilizándose, incluso, como arma de chantaje y agresiones de todo tipo que llaman sanciones”, dijo Daniel Ortega

El gobierno de Estados Unidos ha sancionado, de manera individual, a funcionarios leales a Daniel Ortega, incluyendo a la vicepresidenta Rosario Murillo; y al presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, a quien tuvieron que retirarle facultades administrativas en la Asamblea Nacional.   

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa