Recesión económica en Nicaragua

Compartir:

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), presentó las perspectivas socioeconómicas 2020 para Nicaragua. Según los expertos se visualiza un panorama de riesgos debido a la crisis de confianza que mantiene incertidumbre en el ámbito político, afectando las decisiones de las familias y empresas nicaragüenses.

La actividad económica en 2020 resulta en una reducción del Producto Interno Bruto real de -1.1 por ciento. Este resultado sugiere que la economía de Nicaragua, va a decrecer por tercer año consecutivo y se encontraría estancada.

En cuanto al consumo privado se proyecta una variación de -0.4 por ciento en 2020 (reducción estimada de -5.9% en 2019). Esto se debe a la disminución en la actividad comercial y el crédito de consumo, que sería parcialmente contrarrestado por el aumento esperado de las remesas.

Sin embargo, la inversión fija privada se espera un incremento 6.8 por ciento (reducción estimada de -27.7% en 2019). Este comportamiento es explicado por una menor contracción de la construcción y de la inversión de capital, y niveles de Inversión Extranjera Directa (IED) cercanos a los US$500 millones; el nivel esperado de IED es menor en comparación a los años previos a la crisis actual (US$800 millones aproximadamente).

Por otro lado, en el gasto público se visualiza una variación -7.7 por ciento (reducción estimada de -0.6% en 2019). Esto afecta la reducción en el financiamiento público interno y externo, y el estancamiento en la recaudación tributaria.

Las perspectivas en el sector de exportaciones se prevé una variación de -3.1 por ciento (crecimiento estimado de 1.3% en 2019), como resultado del crecimiento de las exportaciones de mercancías (-9.8%), zona franca (7.6%) y servicios (1.0%).

En el caso de las importaciones se estima una contracción de -1.7 por ciento (reducción estimada de -5.9% en 2019). Este comportamiento es explicado por la interrelación de las importaciones con los componentes de la demanda interna y las exportaciones.

Los escenarios no son alentadores e indican que las medidas de política económica implementadas por el Estado de Nicaragua durante la crisis no han facilitado la recuperación de la economía. Las medidas se han concentrado en mantener un balance estable en el corto plazo de las finanzas públicas en país y no es soluciones estructurales.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa