Laureano Ortega y el Banco Corporativo (Bancorp) se suman a la lista de sancionados por Estados Unidos
Cortesía

Estados Unidos sanciona al Bancorp y a Laureano Ortega Murillo

Compartir:

Estados Unidos sancionó a Laureano Ortega Murillo, hijo del matrimonio dictatorial de Nicaragua y al Banco Corporativo SA (Bancorp), conforme la Orden Ejecutiva 13851, que el Presidente Donald Trump firmó el 27 de noviembre de 2018.

Debido a esta acción, sus activos en los EE.UU., están congelados y las personas estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con Laureano Ortega y el Bancorp.

Según una nota de prensa, publicada por la Embajada de Estados Unidos, Laureano Ortega Murillo, “es un facilitador clave de la corrupción del régimen de Ortega. En nombre del régimen, ha buscado apoyo financiero internacional e inversión extranjera. Al hacerlo, colocó los intereses de su familia y su fortuna personal por encima de los intereses del pueblo nicaragüense al participar en acuerdos comerciales corruptos. Bancorp ha servido como fondo ilícito personal para la familia Ortega y el instrumento para acuerdos corruptos con Nicolás Maduro y su ex régimen en Venezuela”.

Estados Unidos, instó al régimen de Ortega a restablecer el orden democrático en Nicaragua y prestar atención a los llamamientos de los nicaragüenses que reclaman elecciones libres, justas y transparentes. “El régimen también debe cumplir con los compromisos que ya ha hecho, incluso en virtud de la Carta Democrática Interamericana. Pedimos a Nicaragua la completa e incondicional liberación de las personas detenidas arbitrariamente y proteja los derechos humanos fundamentales de sus ciudadanos”.

Tanto Bancorp como Laureano entran a la lista de sancionados por el gobierno de Donald Trump, en la que también  están Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua y esposa de Daniel Ortega; Nestor Moncada Lau, Secretario privado del dioctador Daniel Ortega, por estar señalados de corrupción desenfrenada, desmantelamiento de las instituciones democráticas, violaciones a los derechos, y explotación de recursos públicos de Nicaragua para beneficio personal.

También han sido sancionados por Estados Unidos por estar involucrados en violaciones de derechos humanos Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua y Francisco Díaz, jefe de la Policía Orteguista y consuegro de Ortega y Murillo. Roberto Rivas, expresidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) fue el primero en ser sancionado por Estados Unidos.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa