La delegación de la dictadura reclama "coherencia", cuando deberían ser los primeros en dar el ejemplo
Cortesía

Dictadura Ortega-Murillo reclama “coherencia” a la Alianza Cívica, sin dar el ejemplo

Compartir:

La delegación de la dictadura Ortega-Murillo reclamó “coherencia, y consistencia” a la Alianza Cívica, en el cumplimiento de los acuerdos suscritos el pasado viernes 29 de marzo de 2019. Sin embargo, dichos acuerdos han sido pisoteados por la Policía Orteguista, tal como ocurrió el 30 de marzo de 2019.

La dictadura Ortega-Murillo “condenó” lo que calificó como “hechos de delincuencia y violencia protagonizados desde hace tres sábados, y de manera particular ayer sábado 30 de Marzo”. No obstante, guardó silencio ante la represión de la Policía Orteguista y del militante del FSLN German Félix Dávila Blanco, quien ingresó al Centro Comercial Metrocentro y abrió fuego contra quienes se manifestaban pacíficamente, dejando un saldo de tres personas heridas.

Según la representación de la dictadura Ortega-Murillo, desde hace tres sábados, en un reconocido Centro Comercial de Managua, en referencia a Metrocentro, un grupo de personas “violentas, encapuchadas y vestidas para oportunidades mediáticas, amenazan al pueblo con los repudiados y dolorosos tranques, y con similares actos vandálicos y terroristas”.

El comunicado señala que quienes se  han manifestado y su correspondiente “aparato mediático”, han ocupado por la fuerza, los sábados por la tarde, un Centro Comercial privado, dedicándose a “insultar, atemorizar, escandalizar y agredir físicamente, a quienes visitan con sus familias, esos espacios privados de comercio y recreación”. La delegación de la dictadura Ortega-Murillo no presentó  evidencia de sus acusaciones.

Según el comunicado, estos mecanismos de protestas, constituyen un intento de replicar “los trágicos sucesos” del año pasado. No obstante, la delegación de la dictadura no mencionó la responsabilidad de Ortega y Murillo, de la Policía Orteguista y de los paramilitares en los crímenes de lesa humanidad.

“Estos individuos violentos, entre los cuales hay miembros de la autollamada Alianza Cívica, integrados a la Mesa de Negociación, hacen gala de discursos y actitudes ofensivas, de odio y discriminación, así como de rechazo al avance de los Acuerdos que se han venido tomando en la Mesa”, señala el comunicado del régimen.

Asimismo, llamaron a dejar atrás “esos períodos de terrorismo, destrucción de vidas, hogares, bienes públicos y privados, de nuestra economía, del derecho al trabajo y a la vida digna de todo un Pueblo. Demandamos coherencia y firmeza, indispensables para seguir avanzando”.

Si en Nicaragua existe terrorismo es el que impuso el Estado a través de la represión y criminalización de las protestas, han denunciado defensores de derechos humanos.

Dictadura Ortega-Murillo reclama “coherencia” a la Alianza Cívica, sin dar el ejemplo

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa