Movimiento campesino y líderes territoriales: ¡No aceptaremos más dictaduras!

Compartir:

Integrantes del Movimiento Campesino Anticanal y líderes de diversos territorios exiliados en Costa Rica, realizaron una asamblea el pasado 06 de enero de 2018. En su pronunciamiento reafirmaron la convicción de continuar en la lucha por la libertad, la justicia y la democracia y llamaron a la población nicaragüense a continuar firmes en la rebelión cívica y pacífica iniciada el  18 de abril de 2018.

                            

Recordaron que este 10 de enero se cumple 41 años del asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, mártir de las libertades públicas, cuyo legado está más vivo que nunca. “Habemos miles que continuamos su lucha, nuestra lucha por una Nicaragua libre de dictadura. Pronto levantaremos firmes y orgullosos nuestra bandera azul y blanco, la única que nos representa”.  

En el pronunciamiento destacan una frase de Pedro Joaquín Chamorro: “Si Nicaragua va a salvarse, sólo será a través de un auténtico cambio”. A criterio del Movimiento Campesino y de líderes territoriales ese cambio implica libertad, democracia, justicia, reparación de daños y garantías de no repetición. “No aceptaremos más dictaduras. Porque las balas nunca más volverán a cegar a quienes soñamos con un país justo”. 

Exigieron un enérgico llamado para que se respete la libertad de prensa. “El régimen orteguista se ha ensañado con el periodismo crítico e independiente: Cerraron el canal 100% Noticias y otros medios comunitarios, destruyeron y confiscaron las oficinas de Confidencial. Detuvieron ilegalmente a Miguel Mora y Lucía Pineda. También han amenazado de muerte a las y los periodistas independientes, a tal punto de forzarlos al exilio”, señalan.

 Asamblea del Movimiento Campesino Anticanal y líderes territoriales. Fotografía/ Josué Garay 

Añadieron que la dictadura Ortega-Murillo ha destruido las fechas festivas más importantes para los y las nicaragüenses,  como  navidad y fin de año, ha destruido la unión familiar asesinando, secuestrando,  desapareciendo, deteniendo y exiliando.También exigieron, una vez más, la libertad inmediata de las y los presos políticos.

Asimismo, manifestaron su respalda a la Unidad Nacional Azul y Blanco y se comprometieron a impulsarla también en Costa Rica. Al mismo tiempo, rechazaron el cierre ilegal de nueve organizaciones defensoras de derechos humanos y  medioambientales. 

“No podemos dar ni un sólo paso atrás. No podemos tener miedo de defender cívicamente lo que por derecho nos corresponde”, han dicho. Por eso, desde el exilio en Costa Rica, siguen organizándose, formándose y preparándose cada día, forjando la ruta de regreso a Nicaragua, una meta que cada día está más cerca. Volverán a Nicaragua para reconstruir lo que la dictadura Ortega-Murillo destruyó. Miles de nicaragüenses exiliados volverán en caravana y con la frente en alto porque no tienen nada que esconder, anunciaron. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa