El Cardenal Miguel Obando y Bravo murió la madrugada de este domingo

Compartir:

El Cardenal Miguel Obando y Bravo, arzobispo emérito de Managua, murió la madrugada de este domingo, a sus 92 años.  

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua confirmaron el fallecimiento de Obando a través de su cuenta de Twitter.

Según medios oficialistas, Obando Murió a las 3:48 de la madrugada. Obando fue nombrado Cardenal por el Papa Juan Pablo II el 25 de mayo de 1985.

Desde 2007 Obando afianzó su alianza con Daniel Ortega y Rosario Murillo y presidió la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia. En marzo de 2016, la Asamblea Nacional, con mayoría del FSLN, lo nombró Prócer de la Reconciliación Nacional de Nicaragua. En 1996, en un contexto electoral, Obando hizo alusión a Ortega a través de la parábola “La víbora”, lo cual fue considerado un discurso decisivo para impedir que Ortega retornara al poder.

Obando fue uno de los protagonistas de la historia de Nicaragua desde los años setenta del siglo pasado, cuando el país estaba en pie de lucha para derrocar a la dictadura de los Somoza, y también por su posición crítica al primer gobierno sandinista, instalado posteriormente, escribió el periodista Octavio Enríquez, de La Prensa.

Enríquez recordó que la alianza entre Ortega y Obando, ambos originarios del pequeño poblado minero La Libertad, en Chontales, inició en octubre de 2002 cuando los votos de los contralores de Ortega salvaron de ir a juicio al protegido del religioso, el magistrado electoral Roberto Rivas Reyes, quien se encontraba involucrado en irregularidades administrativas al frente del Consejo Supremo Electoral (CSE). 

Roberto Rivas Reyes, ex presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), es hijo de Josefa Reyes, asistente de Miguel Obando y Bravo, quien abogó para que lo nombraran magistrado del Poder Electoral en 1995.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa