Amnistía Internacional: Estado nicaragüense debe parar represión

Compartir:

Las autoridades de Nicaragua deben dejar de reprimir inmediatamente a los manifestantes y proteger su derecho a protestar, dijo Amnistía Internacional en una nota de prensa.

El último reporte confirmado daba cuenta de 30 jóvenes asesinados, incluyendo al periodista Ángel Gahona, quien fue asesinado  en Bluefields, mientras realizaba una transmisión de Facebook Live. Varios jóvenes han sido heridos y otros están desaparecidos. 

 

“La respuesta burda y violenta de las autoridades a estas manifestaciones tiene implicaciones profundamente preocupantes para los derechos humanos en Nicaragua. La matanza de manifestantes, incluidos varios jóvenes estudiantes, que salieron a ejercer sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica será recordada como uno de los capítulos más oscuros en la historia reciente de la nación,” dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“En vez de sembrar terror y demonizar a los manifestantes, el gobierno debe entablar un diálogo con todos los sectores de la sociedad, incluidas las víctimas de la represión estatal, para encontrar una solución pacífica a esta grave situación. El presidente Ortega no puede seguir gobernando sin  diálogo, consulta y respeto por los derechos humanos del pueblo nicaragüense”, agrega Amnistía Internacional.

Las manifestaciones contra el gobierno comenzaron el 18 de abril en respuesta a las reformas del sistema de seguridad social, pero se han intensificado debido a la represión contra quienes se manifiestan en las calles.

La Policía Nacional, con apoyo de grupos de choque del Gobierno, ha manchado de sangre al país, que reclama cese la represión y les dejen manifestarse en paz.  

En un discurso de radio nacional el jueves, la vicepresidenta Rosario Murillo habría denunciado a los manifestantes como "vampiros que necesitan sangre para alimentar sus agendas políticas".

El reporte del Comité para la Protección de los Periodistas, al menos nueve periodistas han resultado heridos desde que comenzaron las manifestaciones y al menos a dos les han robado su equipo, entre ellos Julio López del equipo de Onda Local. La transmisión de cinco cadenas de televisión independientes que cubrían los hechos ha sido bloqueada. Al cierre de esta nota, estos datos han cambiado. La violencia extrema contra la prensa independiente de Nicaragua quedó de manifiesto con el asesinato del periodista Ángel Gahona, mientras realizaba una trasmisión en vivo por Facebook. Otro video captó en vivo el momento del asesinato de Gahona, lo cual ha causado consternación y enlutado al periodismo nacional.   

                                                          Ángel Gahona, periodista asesinado en Bluefields 

Ayer reportaron la detención del periodista Salomón Manzanares, integrante del equipo fundador de Onda Local, mientras daba cobertura a las protestas en León. Hasta el momento, se desconoce la situación de Salomón.  

Amnistía Internacional llamó a las autoridades nicaragüenses a iniciar una investigación expedita, exhaustiva e independiente por parte de las autoridades civiles sobre todas las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, así como cualquier presunto delito cometido por agentes no estatales. Además, todos los sospechosos de responsabilidad criminal deben ser llevados ante la justicia en juicios justos. El Estado también debe garantizar los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación; y generar las condiciones necesarias para garantizar los derechos del pueblo a la libertad de expresión, reunión pacífica y acceso a la información.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa