Escaló y escaló, pero cayó

Compartir:

Imagen tomada del muro: "Que pasa en el Norte Nicaragua"

Por Cristopher Mendoza Jirón

El 15 de mayo, durante sesión Ordinaria del Concejo Municipal en el Municipio de Ocotal, las miradas se postraron sobre el asiento vacío de la alcaldesa Sonia Olivas. La ausencia de la edil alimentó las sospechas de nuevos cambios en la estructura del gobierno municipal ocotaliano. La renuncia de la alcaldesa o el retiro de su cargo era un rumor que se repetía de boca en boca entre la población de esta localidad.

La mañana de este martes 19 de mayo, los rumores fueron confirmados. El Concejo Municipal de Ocotal convocó a una sesión extraordinaria, que incluyó como puntos únicos de agenda, la lectura de la “carta de renuncia irrevocable” al cargo de alcaldesa municipal por parte de la profesora Sonia María Olivas Ardón, y la elección de la nueva autoridad.

Pese a que en el orden el vice alcalde Néstor Agurcia Perrot, era a quien correspondía ocupar el puesto dejado por Olivas, este declinó aduciendo “problemas personales”, que no le permitirían desempeñarse. No obstante, Agurcia permanece como vice alcalde. De esta manera y por unanimidad el Concejo Municipal nombró como nueva alcaldesa a Xiomara Tercero, quien fungía como secretaria del Concejo Municipal.

“Cooperadora necesaria” en estafa millonaria

La exalcaldesa Olivas Ardón, es señalada por el delito de “cooperadora necesaria” en la estafa de 22 millones de córdobas realizada por su hijo Leslie Altamirano Olivas, quien se hizo pasar por empresario y concesionario del Canal Interoceánico, haciendo uso de una firma mercantil con el nombre de “Inversiones y Negocios Atlántida” con sede en Managua; por medio de la cual recibió créditos de parte de empresas ferreteras en el norte del país. Según denunciantes, la participación de Olivas fue determinante al facilitar su firma y documentación de la alcaldía, para que su hijo gozara de la credibilidad de las y los empresarios ferreteros.  Actualmente, Leslie Altamirano cumple una condena por estafa.

¿Renuncias?

Desde 2013, “las renuncias” a lo interno de la alcaldía municipal de Ocotal, han sido una constante. El 22 de mayo  de 2013, a escasos cuatro meses de haber asumido un nuevo periodo, el gobierno local de este municipio segoviano, experimentó su primera “renuncia” de la entonces vice alcaldesa Dolores Jarquín. En ese entonces Sonia Olivas, electa como concejala en 2012, pasó a ocupar el puesto como vice alcaldesa municipal.

En febrero de 2014, Edward Centeno, reelecto alcalde en 2012, presentó su “renuncia”. Posteriormente fue nombrado nuevo titular del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR). Sonia Olivas, que escaló al cargo de vice alcaldesa un año antes, con la salida de Centeno volvía escalar, pero ahora como alcaldesa municipal.

Un secreto a voces es que, pese a los señalamientos, Sonia Olivas no pretendía abandonar su cargo. En el poblado se comenta, que al igual que Dolores Jarquín y Edward Centeno, la dirección del Frente Sandinista también solicitó a Olivas, presentar su renuncia.  

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa