No pudo votar por acoso, destierro y asesinato

Compartir:

Patricia Orozco - Honduras

Consuelo no podo votar este domingo 24, en las elecciones de Honduras. Desde hace tres meses fue obligada a desplazarse de su comunidad, ante el asesinato de tres compañeros más que participaban en las protestas por la extracción de antimonio y la tala de bosques en su comunidad indígena. El 25 de agosto, tres indígenas tolupanes defensores de sus recursos, fueron asesinados por sicario: María Enriqueta Matute, Armando Fúnez Medina y Ricardo Soto Fúnez, de la tribu San Francisco de Locomapa en Yoro.

Dos matones está encargados de asesinar e intimidar a las y los pobladores de la comunidad indígena de Locomapa. Pese a que fueron denunciados ante la policía y la fiscalía de Yoro, y tienen orden de captura, los sicarios siguen campantes presionando al Consejo Indígena para la extracción y la tala de sus recursos ancestrales.

 Desde hace mucho tiempo las y los indígenas desarrollan acciones de resistencia contra la explotación de una mina de antimonio, la instalación de una hidroeléctrica y la invasión de las tierras comunitarias por parte de terratenientes y exmilitares de la zona.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa