Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia
Wilmer Madrigal

Exiliados políticos imputan a Alianza Cívica no hacer lo suficiente

Compartir:

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia junto a la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), participaron el pasado lunes 29 de julio, en un foro promovido por el Diálogo Interamericano en Costa Rica, con el fin de reunir a ciudadanos nicaragüenses que se encuentran actualmente en el vecino país producto de la represión y el temor que ha generado el régimen Ortega-Murillo.

Dicho foro trataba de rememorar las prioridades en la agenda de ambas organizaciones se necesita para lograr las garantías del retorno a Nicaragua; lo cual les ha obligado a mantener encuentros con el Canciller de Costa Rica y también representantes de su gobierno para solicitar el mantenimiento de la calidad de refugiados.

El Foro Interamericano invitó a 120 nicaragüense en el exilio político, para establecer el encuentro con las delegaciones de la Alianza y la UNAB, teniendo un buen resultado. Sin embargo un grupo extra de 100 exiliados se presentaron en el encuentro para e irrumpieron de forma alterada, para manifestar que su precaria situación ha quedado en el olvido debido a la falta de novedades.

El doctor Carlos Tünnermann, integrante de la Alianza Cívica, confirmó que lo ocurrido en este foro es comprensible, las personas exiliadas buscan la manera de ser nuevamente escuchadas, no obstante señaló, las delegaciones representativas de la sociedad está trabajando con carácter urgente en un protocolo que garantice un retorno seguro, así como lo acordaron con el gobierno Ortega–Murillo en la mesa de negociación, en marzo pasado.

Mientras esté en proceso de hacerse realidad, la Alianza Cívica y otras delegaciones representativas han aconsejado a las y los nicaragüenses exiliados producto de las protestas cívicas ocurridas desde abril de 2018, que no regresen debido a que no se cuenta con un aval legal y la seguridad necesaria, que asegure su retorno.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa