Policía y paramilitares del régimen Ortega-Murillo atacaron indiscriminadamente marcha ciudadana

Compartir:

Al menos un muerto, seis heridos y decenas de capturados ha provocado el ataque indiscriminado de policías y paramilitares del régimen Ortega-Murillo contra la marcha “Somos la voz de los presos políticos”. El periodista Winston Potosme, del programa Café con Voz, resultó herido de bala en un brazo por lo que fue sometido a una operación, afortunamente se encuentra estable. 

El ataque se da un día después de las incendiarias declaraciones de Rosario Murillo, quien aseguró que no iban a permitir el retorno del somocismo, obviando que su familia se ha convertido en la nueva dictadura. Este 22 de septiembre, Ortega amenazó a los empresarios con mandar a la policía a abrir los negocios si convocan a un nuevo paro nacional.

“Ellos provocaron la destrucción de la economía del país e insisten en querer acabar con la economía cada vez que llaman a paro y salen con el cuento, algunos de estos dueños de grandes empresas, que se tienen que ir al paro porque están amenazando que les van a quemar el negocio. Pues, la próxima vez que llamen a paro vamos a mandar a la Policía para que mantengan las puertas abiertas y que eso les dé la seguridad que nadie les va quemar el negocio”, dijo Ortega en un acto con sus simpatizantes.     

                      

Onda Local comprobó que la policía y las fuerzas de choque del régimen Ortega-Murillo, se tomaron el sector de los semáforos del Mayoreo, lugar donde saldría la marcha, en una clara acción de impedir el derecho de la ciudadanía a manifestarse libremente. El equipo de Onda Local observó cómo la Policía y los motorizados cercaron la zona. Un grupo de manifestantes quedó atrapado. Luego empezó el feroz ataque contra quienes se manifestaban. Decenas de ciudadanas y ciudadanos lograron salir por el interior del barrio 9 de Junio y encontraron refugio en otros barrios de Managua.  

Pese al asedio policial, otro grupo de ciudadanas y ciudadanos continuó marchando hacia el sector del mercado Iván Montenegro. Unas tres patrullas perseguían al grupo de manifestantes, quienes fueron nuevamente atacados a menos de 100 metros de los semáforos del Iván Montenegro. El sector del paso a desnivel de Rubenia permanecía tomado por antimotines y fuerzas de choque del régimen Ortega-Murillo. Había filas de antimotines a ambos lados de la vía y sobre el bulevar, en dirección al mercado Iván Montenegro.     

En un comunicado la policía informó que, “grupos violentos que se habían convocado a una marcha llamada pacífica, atacaron a familias y sus viviendas con armas de fuego, morteros y piedras, en los barrios 09 de Junio, 02 de Diciembre y Las Américas No. 03, quienes defendieron sus vidas y sus hogares. Resultando lesionados Abraham Lacayo y Max Andrés Romero, este último como consecuencia del fuego cruzado que ellos mismos provocaron, falleció posteriormente”.

 Max Andrés Romero, de 16 años de edad, asesinado durante ataque de policías y paramilitares del régimen Ortega-Murillo 

No obstante, familiares de Max Andrés Romero de 16 años, rechazaron la versión policial “No fue en fuego cruzado, mi sobrino no andaba armado, igual que el resto de jóvenes no andaban armados, lo único que lo acompañaba era la bandera de Nicaragua y su amor a la patria. También denuncio que la policía hizo firmar a mi hermana un documento en el cual no podemos poner denuncia, eso también lo hago público porque nosotros tenemos que denunciar porque fue a un niño al que mataron de 16 años, que le truncaron su sueño”, dijo la tía de Max. 

Una vez más, la policía amanezó con “determinar las responsabilidades de los sujetos que convocaron a esta marcha violenta y terrorista, así como a los autores de estos actos criminales que responden a la fallida estrategia golpista”. Pero, la policía omite que su actuar violenta la Constitución Política de Nicaragua.  

La población ha reaccionado de manera enardecida y presiona al empresariado para que convoque a un paro de al menos siete días, como medida de presión contra el régimen.

Foto de portada/ La Prensa 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa