EN VIVO

EN VIVO

En memoria de Ileana Lacayo 1974-2021
Facebook Ileana Lacayo

Ileana Lacayo: Su voz y letra siempre estuvo al servicio del pueblo

Compartir:

El periodismo nunca ha sido fácil para quienes se comprometen con la defensa de los derechos humanos. Ileana Lacayo Ortiz lo sabía, por eso se esforzaba por dar lo mejor en su vida profesional y personal.

La noticia de su muerte aflora recuerdos. Nuestros caminos se cruzaron en varias ocasiones. La conocí en Bocana de Paiwas, en el Caribe Sur, entre cámaras y micrófonos, rodeada de un grupo de chavalas y chavalos que escuchaban sus consejos y técnicas para narrar lo que sucedía en sus comunidades a través de la pantalla. Durante la charla Ileana soltaba una carcajada que contagiaba al grupo y aquella risa se volvía colectiva. Así aprendía y enseñaba, esa también era parte de su vocación.

En Onda Local siempre estuvo dispuesta a compartir con la audiencia sus ideas y posturas. Como equipo periodístico nos animaba a seguir cubriendo la agenda del Caribe y visibilizando las problemáticas que viven las comunidades indígenas en esta zona del país.  

Ileana nunca se visualizó fuera de Nicaragua, lejos de su Caribe. Hasta que, en el 2018 producto de la criminalización hacia la prensa independiente tuvo que salir del país. “Fue duro salir, fue una decisión tomada por miedo a ser apresada, miedo a ser asesinada y por la persecución de las instituciones sobre todo de la policía, de la fiscalía y del poder judicial, pero también de los fanáticos seguidores de la dictadura”, relató.

“Morí y me volví a levantar conservando la esperanza que una nueva realidad para Nicaragua es posible. Me ha transformado el dolor ajeno de tantos asesinados, presos, perseguidas, exiliadas. La resistencia del pueblo nicaragüense aquí en Costa Rica sobreviven, resisten y como estamos llenos de esperanzas de regresar a un nuevo país”, señaló en esa ocasión.

En un escrito que publicó después del exilio Ileana se preguntó ¿Qué pasa en el Poder Judicial en Bluefields? Por donde apretemos sale pus

En su camino, Ileana no se detuvo; siguió trabajando, escribiendo, generando opinión y denunciando desde Costa Rica para Nicaragua y el mundo todas las violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen de Daniel Ortega. Continúo poniendo su talento en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Mientras estaba en el exilio forzado, nos vimos en una ocasión, durante un taller en el que se encontraban defensoras de derechos humanos, ahí contamos nuestras experiencias de lucha desde fuera y dentro del país. La abracé, lloró, lloramos todas y volvimos a sentir la solidaridad, la esperanza y la energía de estar unidas.

Regresó a finales de 2019, con ánimo y dispuesta a seguir visibilizando la agenda del Caribe y continuó sumando esfuerzos a la lucha del periodismo independiente en el país. Fue por ese compromiso de trabajar para que se respete la libertad de prensa y la libertad de expresión, que periodistas independientes la escogieron para ser parte de la Comisión Ejecutiva de PCIN, desde este espacio denunció por el mundo la situación que vive el periodismo nicaragüense.

“El hostigamiento y asedio permanente a periodistas se intensificó, bloqueo excesivo por parte de policías y paramilitares para el acceso a coberturas de actividades, conferencias de prensa, protestas express y actividades de conmemoración de jóvenes o personas asesinadas”, fue una de sus últimas denuncias durante su intervención en el programa de Onda Local.

En su trayectoria como periodista, realizó trabajos que visibilizan problemáticas sociales del Caribe y nos recordó que Nicaragua no sólo es Managua:

Se busca agua potable en Bluefields!: la larga y salobre sequía de esta ciudad caribeña

Salvar náufragos en el Caribe: La misión comunitaria de Tasbapounie

Este 29 de abril, la voz de Ileana se apagó, pero sus ideales y semillas de lucha están en cada periodista que conociéndola o no, lamentan su ausencia y con valor se enfrentan al poder que les quiere callar. En vida, Ileana prestó su voz y dirigió sus letras al servicio de su Caribe, el legado que le deja a las futuras generaciones, nos compromete a seguir demandando que se respeten las libertades públicas en nuestro país.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa