Universitarios demandan libertad para presas y presos políticos durante plantón cívico en la UCA, febrero 2020
Duyerling Ríos / Onda Local

Presas y presos políticos en condiciones críticas y vulnerables

Compartir:

Según el informe preliminar de Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, hasta el 07 de septiembre de 2020 se reportaron a 94 personas presas políticas, de las cuales 86 se encuentran en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo; tres en el Sistema Penitenciario de Mujeres La Esperanza, mientras que seis personas están detenidas en la estación de la Policía Nacional de Jinotega y dos en la Dirección de Auxilio Judicial.

El informe, asegura que desde el 5 de agosto hasta el 7 de septiembre del 2020 se reportaron un total de 45 detenciones, de las cuales 36 personas fueron puestas en libertad, uno o tres días después de haber sido detenidas.

En los últimos meses, los familiares han denunciado en distintas ocasiones las condiciones críticas en las que se encuentran las presas y presos políticos; que con la llegada de la Covid-19 su situación se ha agudizado por las precarias condiciones de salud a las que se encuentran expuestas.

En este reporte, explican que las violaciones a sus derechos incluyen “la negación al acceso a la salud, demanda que se ha tornado en una lucha de resistencia para ellos y ellas, una agonía constante para familiares e impotencia en el ejercicio del derecho para sus abogadas y abogados”. 

Además, denuncian que reciben malos tratos, condiciones de reclusión diferenciada, requisas y amenazas; destacaron que de estas personas al menos nueve, se encuentran recluidas en celdas de máxima seguridad y de aislamiento, con acceso restringido a patio sol, ventilación y puertas empernadas, acceso diferenciado a comida e interacción con sus familiares. 

“Algunos relatos de presos políticos, a través de sus familiares, revelan que al ser llevados al médico sólo les hacen un par de preguntas y les dan una pastilla, independientemente de lo que tengan realmente. Presas y presos políticos relatan que no obtienen una solución real a sus padecimientos médicos”, agrega el informe.

El pasado miércoles 09 de septiembre, Margine Blandón, denunció la difícil situación de su hijo Jaime Navarrete. Blandón aseguró que le están dando la comida que le envía hasta media noche, cuando se encuentra en estado de descomposición, “lo tienen aislado en máxima seguridad, le quitaron los que estaban cerca de él”.

Navarrete, envió un mensaje a su madre en el que le solicitaba verla y denunció su situación dentro de la cárcel, "Madre quiero verte quizás por última vez. Me duele mucho mi cabeza, no puedo respirar, me duele mi nariz, se baja mucho la presión por el calor, no me sacan al sol solo una vez al mes 10 minutos encadenado".

En el documento, también dieron a conocer la situación de salud de los presos políticos, Luis Enrique Meza Lago y Justo Emilio Rodríguez López. “En ambos casos se observó un actuar negligente por parte del Sistema Penitenciario en no dar respuesta oportuna al estado de salud de estos prisioneros políticos, en ambos casos el deterioro de su salud resultó en hospitalizaciones de emergencia”, agregaron.

Este informe preliminar, revela que presas y presos políticos continúan en estado de vulnerabilidad ante la Covid-19; “debido al estado de hacinamiento de las cárceles, los problemas de enfermedades respiratorias que persisten en los centros de detenciones, la precaria atención médica e higiene, así como de medicamentos, falta de acceso de agua potable, sumado a las condiciones de salud colaterales”

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa