Así se ve la Plaza de la Fe este 19 de julio de 2020
Julio López / Onda Local

Daniel Ortega conmemora el 19 de julio en estricta cuarentena

Compartir:

Este 19 de julio de 2020 quedará registrado en la historia de Nicaragua. Por primera vez en 41 años, la plaza de la Fe Juan Pablo II luce vacía. No hay caravanas viajando a managua desde distintos puntos del país. La pandemia del COVID-19 ha obligado a la pareja dictatorial de Nicaragua, Rosario Murillo y Daniel Ortega a mantener una cuarentena estricta.

Este mediodía, Onda Local hizo un recorrido por la Avenida Bolívar y la Plaza de la Fe, donde se observan unos cuántos vehículos con banderas rojinegras y vendedores deambulando con la esperanza de vender banderas, gorras, camisetas y CD con música alusiva.   

En los alrededores de la Plaza y en Managua no se vive un ambiente festivo, casi no hay banderas rojinegras colocadas en las casas, ni altoparlantes con música testimonial.

La “campana de la paz”, ubicada en la intersección entre la Dupla Norte y la Avenida de Bolívar a Chávez, frente al Monumento al Combatiente Popular, repica tímidamente. No se oyó tocar el “Ángelus durante 5 minutos”. No hay nadie expectante, solo los policías que cuidan el lugar. La torre se ve descolorida e inconclusa, sin escaleras ni los detalles previstos en el diseño de la obra que publicó el medio oficialista El 19 Digital. La inauguración estaba prevista para el pasado 17 de julio de 2020.

La "campana de la paz" de Rosario Murilo no luce como estaba prevista en el diseño.  / Julio López

El 17 de julio de 1979, Anastasio Somoza, tercer miembro de la dinastía familiar somocista, se dio por vencido y huyó a Miami. Desde entonces, miles de nicaragüenses se concentran en Managua para celebrar la caída de la dictadura somocista. 41 años después, miles de nicaragüenses luchan contra otra dictadura, la de Daniel Ortega.    

El orteguismo orientó a sus seguidores a conmemorar virtualmente este 19 de julio; utilizando una estrella como parte de su simbolismo, con el lema “el pueblo no se detiene”. Pero, el pueblo que parece no detenerse es el “Azul y Blanco” que ha inundado las redes sociales con los colores de la patria, videos y fotos de las marchas de 2018. La ruta que han trasado es la salida del dictador Daniel ortega para construir una nueva Nicaragua, en libertad, con justicia, en democracia y solidaridad.

“Firmes en la ruta hacia la Justicia. Los vencimos con una bandera, con dignidad, con valores y principios, viven del pasado y celebra la muerte porque no tienen nada que celebrar”, dijo Ivania Álvarez del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa