Alianza Cívica observa impases para firma de estatutos de la Coalición Nacional

Compartir:

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) manifestó que los problemas internos en el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) obstaculizan la firma de los estatutos de la Coalición Nacional.

La ACJD considera un avance importante de la Coalición Nacional el documento de estatutos discutido en la Mesa Multilateral, pero que las limitaciones de la pandemia de la COVID-19 han impedido que la discusión trascienda dicho espacio, por lo que en opinión de la Alianza Cívica “se requiere más tiempo para su discusión y ratificación definitiva”.

A lo anterior, se suma el problema presentado dentro del PLC que, a criterio de la Alianza Cívica, es una situación irregular debido a la forma en que fueron designados los cargos directivos sin seguir un proceso de participación democrático. “Esto ha provocado un litigio dentro de sus filas que el Consejo Supremo Electoral (CSE), en manos de la dictadura, debe resolver. Esto pone al PLC en un impase complejo y de consecuencias imprevisibles”, señala.

Agrega que los principios y valores de la propuesta de estatutos, actualmente en discusión, las organizaciones acordaron promover la democracia interna en sus estructuras, ya que ello representa una nueva forma de hacer política a través de la participación democrática, libre y competitiva, legitimando la voluntad de los votantes.

“Dado que es condición dentro de la Coalición Nacional que los partidos y organizaciones que la componen y que aspiran a un proyecto democrático para Nicaragua, practiquen a lo interno normas democráticas, nos preocupa firmar en este momento un documento de estatutos, cuando existen problemas de esta naturaleza en uno de los partidos firmantes”, señala la posición de la ACJD.

La Alianza Cívica manifestó que está firme y seriamente comprometida con las reformas electorales que devuelvan a la ciudadanía la confianza en ejercer su voto, así como la transparencia del sistema electoral.  “Estas reformas incluyen la eliminación del bipartidismo, es decir la división de las estructuras electorales entre el PLC y el FSLN, de acuerdo con el pacto firmado por éstos y la posibilidad de las organizaciones políticas de aspirar a personerías jurídicas propias y a conformarse como Alianzas Electorales que puedan ir a las elecciones en una casilla común”.

La ACJD remarca que ha jugado un papel fundamental en la creación de la Coalición Nacional con la finalidad de crear una posición única frente a la dictadura. “Esta unión debe ser incluyente, abierta y democrática, inspirada por la llama de la protesta cívica y pacífica que inició en abril del 2018”.

La Alianza Cívica señala que hará uso de su derecho al disenso cuando considere que se necesiten condiciones más claras y transparentes que den solidez a los documentos firmemos.

La Alianza considera que, dada la profunda crisis de Nicaragua ante la pandemia del COVID-19, las fuerzas y esfuerzos deben estar centrados en este momento en solidarizarse con las familias nicaragüenses que han sufrido la muerte de seres queridos y con el personal médico y sanitario que, además de la muerte de muchos de ellos, está enfrentando despidos, demandas y ataques arteros de la dictadura.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa