El exalcalde de Managua, Dionisio Marenco, murió a sus 73 años

Muere Dionisio Marenco, exalcalde de Managua, Nicaragua

Compartir:

La tarde lluviosa del 19 de mayo de 2020 (5:30 p.m.), Dionisio Marenco, exalcalde de Managua, murió en el Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños, donde permaneció internado por problemas respiratorios desde el pasado 10 de mayo.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) confirmó el fallecimiento de Nicho Marenco en un comunicado, firmado por el dictador Daniel Ortega y por la vice-dictadora Rosario Murillo.

Marenco murió a sus 73 años. El exalcalde de la capital tenía problemas cardíacos y de hipertensión. Se había alejado de la política desde el 2008 cuando finalizó su periodo como alcalde de Managua, capital de Nicaragua, cargo que asumió en 2005, luego de ganar las elecciones municipales de noviembre de 2004. Marenco sucedió al exalcalde de Managua Herty Lewites. Le traspasó el poder, en 2009, a su excompañero de fórmula, Alexis Argüello, quien murió poco tiempo después, el 01 de julio de 2009, supuestamente por suicidio.

Herty Lewites, Dionisio Marenco y Alexis Argüello, exalcaldes de Managua fallecidos Foto / La Nación

Durante su período como alcalde de Managua, Dionisio Marenco fungió como presidente de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic). Además, fue el encargado de firmar el primer acuerdo petrolero con las empresas petroleras PDVSA y Petróleo de Venezuela, que más tarde sirvió para la creación de la empresa Alba Petróleos de Nicaragua (Albanisa), reportó Confidencial.

Dionisio Marenco, quien se proyectaba como presidenciable para las elecciones de 2011, tuvo fuertes diferencias con Daniel Ortega en 2007. La razón, Marenco criticó que Ortega estableciera la Secretaría del FSLN como sede de la presidencia y le recomendó trasladarse a la Casa Presidencial para no crear confusión Estado-Partido.

Daniel Ortega le respondió a Marenco: “¡Zapatero a tu zapato!”, al ser consultado sobre los comentarios del entonces alcalde sandinista de la capital, Dionisio Marenco, quien minimizó la reacción de Ortega, porque consideraba que “cada quien hacía lo que podía” y descartó ser sujeto de una sanción partidaria en las filas del FSLN.

Según reporta Confidencial, el conflicto se agravó en noviembre de 2007, cuando protagonizó una pelea pública con Rosario Murillo, quien lo acusó de “traidor” por expresar críticas sobre el manejo del FSLN y por no permitir que se impusiera el candidato designado por ella para el puesto vacante de vicealcalde, cuando Alexis Argüello se postuló para el relevo.

“Rosario Murillo me acusó de traidor, y las traiciones en el FSLN son como condenas a muerte”, declaró Marenco.

“Esos son los hechos, saquen sus conclusiones”, dijo durante una rueda de prensa en la que señaló que se estaba protegiendo “por si acaso, porque vos sabés que cuando te tildan de traidor, puede haber el deseo o la tentación de hacer algo contra uno”.

Murillo fue acusada de abusar de su influencia en el Gobierno de Ortega para amenazar a sus detractores y buscar imponer sus decisiones en la comuna.

“Eso es un acto cobarde, maleante, mafioso y lo reprocho aquí públicamente, aunque me cueste la vida”, denunció Marenco, que entró en conflicto con Ortega y Murillo por cuestionar su estilo de Gobierno.

Marenco quedó totalmente apartado de las actividades del Gobierno y del FSLN, aunque siempre declaró seguir siendo militante del FSLN, y se ubicaba en las filas del llamado “sandinismo histórico”, siempre leal a Ortega y en oposición a Murillo.

De acuerdo con Confidencial, en círculos políticos privados, Marenco expresó su desconcierto por la represión desatada por Ortega y Murillo, que calificó como “una locura”, tras las protestas de abril 2018. Sin embargo, su última aparición pública en una actividad sandinista fue en julio de 2019, cuando llegó a saludar la caravana oficial durante la celebración del aniversario del repliegue táctico a Masaya.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa