Circulan primeras imágenes de casas quemadas en Alal
Onda Local / Cortesía

Policía confirma cuatro comunitarios mayangnas asesinados

Compartir:

La policía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, luego de haber negado los asesinatos en la comunidad de Alal, ubicada en el territorio Mayangna Sauni As, zona núcleo de la Reserva de Biósfera Bosawás, municipio de Bonanza, no tuvo otra opción que confirmar el asesinato de cuatro comunitarios mayangnas y responsabilizó al grupo delincuencial “Chabelo”, dirigido por Isabel Meneses Padilla.

En la nota de prensa No. 26 – 2020, la policía informó que un equipo técnico policial realizó inspecciones en las comunidades Alal, Kibusna, Musawas e Imnawas y comprobó que no había evidencias de personas fallecidas.

Pirmeras imágenes de las casas quemadas en la comunida de Alal. Fotografía: Onda Local / Cortesía 

La misma nota de prensa señala que, el viernes 31 de enero de 2020, la policía realizó inspección en la comunidad de Wakuruskasna, ubicada a 12 kilómetros al este de la comunidad de Alal, y localizó sobre el río Kahaska Kukun, los cuerpos sin vida de Jarle Samuel Gutiérrez y Juan Emilio Devis Gutiérrez, a las 11:30 de la mañana.

Seis horas más tarde, a las 5:30 pm, en el río Kahaska Kukun encontró otros dos cuerpos sin vida, identificados como Cristino López Ortiz y Amaru Rener Hernández. Los cuerpos presentaban impactos de bala.

Rendel Hebbert López, secretario La Alianza de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN), confirmó cuatro comunitarios mayagnas asesinados por el ataque de los colonos. La declaración la hizo en el programa Onda Local del viernes 31 de enero de 2020, trasmitido por Radio Universidad, de ocho a diez de la mañana.  

“Han encontrado, hasta el momento, cuatro personas asesinadas. Están en malas condiciones por el tiempo que llevan ya. Fueron quemadas 16 viviendas de la comunidad de Alal, incluyendo la casa pastoral de la Iglesia Morava”, reveló Hebbert.

Rendel Hebbert repudió los asesinatos atroces y brutales de los comunitarios de Alal, territorio Mayagna Sauni As. El secretario de APIAN señaló que los asesinatos de comunitarios ocurridos en la comunidad de Alal, no ocurren desde ahora en el Caribe nicaragüense, sino que han sido recurrentes en los últimos años.

 “Hay que recordar que en los 80 hubo masacre de nuestro pueblo, hubo genocidio; es conocido a nivel nacional e internacional que, hasta el día de hoy, no ha habido justicia”, aseguró Rendel Hebbert.  

APIAN emitió un comunicado exigiendo al Estado de Nicaragua cumplir con las demandas históricas de los pueblos originarios, entre las que destacó mejores condiciones de vida, que se respeten sus derechos humanos, cumplir el proceso de saneamiento de los territorios; y frenar la invasión de tierras comunales, el avance de la frontera agrícola y la imposición de megaproyectos que amenazan la vida de los pueblos.

También, demandó al Estado de Nicaragua brinde la protección y garantice la integridad personal de cada integrante de los pueblos indígenas, siendo lo fundamental, la vida. Asimismo, exigió la protección de los territorios indígenas; base fundamental de la vida, cultura y subsistencia.

“Para nosotros es esencial exigir al Estado de Nicaragua que cumpla y respete las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) a las comunidades indígenas mayagnas y miskitas a nivel del Caribe, porque han sido desplazadas muchas comunidades por estas amenazas de los colonos. Han dejado sus tierras, cultivos. Se han desplazado a municipios cercanos, e incluso, a Honduras”, enfatizó el líder indígena.            

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa