Policía vuelve a disparar

Compartir:

 Antimotines de la DOEP, policías uniformados y otros vestidos de civil, paramilitares en moto,  rodeaban los lugares donde se había concentrado la ciudadanía, todos armados. En la otra acera un pueblo que dijo #ALACalle, amparados en el artículo 54 de la Constitución Política de Nicaragua que estable el derecho a la libre manifestación.

Pero desde hace mucho la guardia orteguita y jefe Daniel Ortega, no entienden de leyes y de derechos. Dieron la orden de secuestrar a quien mostraba la más mínima señal de querer marchar. La lista de las personas sobre pasan las cien, entre jóvenes, defensoras de derechos humanos, feministas, líderes sociales e integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.  

El nivel de represión y crueldad quedó registrado en los videos que circulan en las redes sociales. Uno de ellos muestra como un grupo de personas son sacadas de la tina de una camioneta con lujo de violencia. Un joven se aferra al vehículo y el policía se cuelga de su pierna y lo jala hasta que logra derribarlo y someterlo.

El odio con que le pegan a otro joven en el parqueo de Metrocentro hasta que otro valiente se arriesga a defenderlo, en medio de un grupo de antimotines armados que lanzan patadas y golpes a diestra y siniestra.

                                                     

En la Colonia Centroamérica y los alrededores de La Fise la gente gritaba “Están disparando con AK” “Estan tirando bombas”, mientras corrían por sus vidas desesperadamente.

El descaro policial llega al extremo que en un comunicado de prensa afirma que está “cumpliendo con su función Constitucional y resguardo de la seguridad y los Derechos Humanos, y se vio en la obligación de capturar a 107 personas que fueron trasladas a la dirección de Auxilio Judicial”.

Ya son 325 los muertos, según la CIDH …¿seguirán asesinando al pueblo?

Policía vuelve a disparar

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa