Nuevo Informe de Naciones Unidas responsabiliza a Gobierno de Nicaragua de la violencia

Compartir:

En Nicaragua, el grado de represión es tan alto que muchas de las personas que participaron en las protestas iniciadas en abril, “se han visto obligadas a esconderse, a salir del país o a intentar hacerlo”, mencionó la Oficina del alto Comisionado de las Derechos Humanos de la ONU, (ACNUDH) a través de un informe publicado este miércoles en su sitio oficial.

“La represión y las represalias contra los manifestantes prosiguen en Nicaragua, mientras el mundo aparta la vista” menciona el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein. El funcionario explicó que la violencia y la impunidad de los últimos cuatro meses en Nicaragua, hablan de la fragilidad de las instituciones y del Estado de derecho, lo cual ha generado un contexto de “miedo y desconfianza”, afirmó.

El documento, que analiza el periodo comprendido entre 18 de abril y el 18 de agosto, registra las violaciones y los abusos del derecho internacional de los derechos humanos en los cuales se explica el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, traducido en “ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias y generalizadas, las torturas y los malos tratos, y las violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica”.

Con la información suministrada por la ACNUDH, se refleja claramente que paramilitares actuaron con el beneplácito de autoridades gubernamentales de alto nivel y de la Policía Nacional, de forma conjunta y coordinada. “Aunque el Gobierno ya no niega la existencia de elementos armados progubernamentales, sí aprueba sus acciones y les permite operar con impunidad”, señala el informe.

Puede leer el informe íntegro en este enlace.


 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa