Las muertes no cuentan para INIFOM

Compartir:

Después de más de dos meses de haberse iniciado las protestas en Nicaragua, el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, INIFOM, dio la cara este martes 26 de junio, para decir que 78 municipios fueron afectados directamente “por el actuar vandálico y terrorista de grupos delincuenciales”, pese a que diversos informes de organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, así como de la misma población, han señalado que tales actos han sido promovidos por el gobierno nicaragüense, evidenciados en decenas de videos que ciudadanos y ciudadanas han compartido en las redes sociales.

A juicio de la presidenta ejecutiva del INIFOM, Giomar Irías, las autoridades de dichos municipios “están funcionando y trabajan en la reconstrucción de los mismos asegurando con mucha responsabilidad los servicios que necesita la comunidad”. No obstante, pobladores del municipio de Nagarote han denunciado que el alcalde brilla por su ausencia, junto con el secretario político del partido de gobierno, después de “la quema” de la alcaldía.

La ciudadanía de Nagarote y de varios municipios, han formado nuevos gobiernos locales autónomos y han tomado decisiones con respecto a la basura, la seguridad ciudadana y la distribución de alimentos.

En Nagarote, las y los pobladores no dudan que la quema de las instalaciones de la municipalidad haya sido provocada, por lo que la llaman auto-quema, responsabilizando al partido de gobierno. Esta situación pareciera similar a lo que ocurrido en el edificio de la municipalidad de Granada y en el plantel de Matagalpa.

Irías habla de limpieza pública y domiciliar y de rehabilitación de calles y tramos de caminos destruidos para “permitir la libre circulación de los vehículos y de las personas”. Agrega que pese a las amenazas “que han sufrido las diferentes municipalidades del país podemos decir que la mayoría están funcionando, están desarrollando las labores que tienen competencia”.

La directiva de INIFOM obvia la campaña de desobediencia fiscal que busca pagar los servicios tributarios hasta que en país se instale un gobierno democrático y señala que los municipios avanzan “en la instalación de servicios tributarios”, agrega que funcionan el registro de las personas y las actividades que la población hace uso constantemente.

Guimar Irías considera que los municipios “con mayores afectaciones han sido Managua, Masaya, León, Nagarote y Matagalpa” justamente donde ha habido mayor represión de parte de fuerzas policiales y paramilitares. Incluye en su valoración destrucción de calles, caminos, carreteras, adoquinados, bibliotecas, parques, canchas multiusos, CID, estadios, casas comunales, centros tecnológicos, casas maternas, museos comunitarios, saqueo de instituciones, quema de edificios y de maquinaria. Según Irías, ello suma 126 millones 670 mil córdobas (unos $ 4,019 dólares estadounidenses).

A lo que nunca se refirió la presidenta del INIFOM fue a la pérdida de 285 vidas humanas, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, ANPDH, cifra que en el Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del 6 de junio, reportaba a 212 personas fallecidas. Tampoco menciona los daños a viviendas que han dejado los ataques de los paramilitares. Ni los ocurridos en negocios locales producto de tales incursiones ilegales.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa