Madres: Ortega es responsable de todos estos asesinatos

Compartir:

 “No quiero un hijo mártir, quiero un hijo licenciado, ingeniero, abogado, médico. Basta de asesinar al futuro de Nicaragua”.

(Escrito en un cartel)

Sus ojos rojos evidencian que ha llorado mucho. Respira para contenerse pero no puede y deja caer las lágrimas, con voz suave y entrecortada habla de su hijo Ángel, periodista asesinado de una balazo en la cabeza mientras transmitía un Facebook Live en el municipio de Bluefields. “Un hijo muy especial, prefería cualquier cosa por estar al lado de nosotros. Cuidó mucho de sus hermanos”. Amanda Leonor López Padilla no logró ver vivo a su hijo, se enteró de su muerte  estando en Costa Rica a través de un video que le mostraron los compañeros con que se encontraba. “Tuve la fuerza”, dice mientras busca un consuelo.

Dos madres más se suman al clamor de justicia. Ahora son 47 jóvenes asesinados, 47 madres que no se rinden, sacan fuerza y se une a una sola voz, la de Justicia, Libertad y Democracia.

“Como periodista él mismo se exigía”. Recuerda Amanda orgullosa, pero inmediatamente vuelven las lágrimas, “muchas veces nos dijo, no vayan a sorprenderse si algún días me matan, a mí me van a matar. Al investigar sobre droga, sino es la policía son los traficantes, de los dos bandos le tiraban cuando él escudriñaba más las cosas”. Viste de negro y lleva pañuelo blanco en el cuello. Es parte del movimiento Madres de Abril.

La peor noticia que una madre puede recibir es el asesinato de sus hijos, grita a escaso pasos Ana Cecilia Dávila Salgado. Describe a su hijo Kevin Josué Rivas como tímido, amante del fútbol y de dos pequeños chocoyitos. “Tuvo que empezar a trabajar para ayudarle a su papá y seguir estudiando”. Era especial, remarca. Se toca el pecho y dice que lo extrañan. “No podemos creer que nos hayan arrebatado a Kevin de esa forma tan vil, tan cruel”.

Graciela Martínez, hermana de Juan Carlos López Martínez, observa callada y llora en silencio. Un viernes 20 de abril, él fue a cenar a su casa como de costumbre. “Él ese día iba para su casa porque vive cerca de donde lo mataron, se encontró con un amigo y fue donde se quedó platicando, empezaron las manifestaciones, empezaron los disparos de parte de la Policía Nacional, de parte de los guardas de seguridad de la alcaldía y del mercadito, contra toda la gente que está ahí y a él lo alcanzó un tiro donde estaba platicando con su amigo”.

Juan Carlos López, soñaba con tener una tienda de reparación de celulares y volverse a encontrarse con su madre, que hace catorce meses tuvo que viajar a Bélgica para darles una vida mejor. Era amante de los tatuajes. “Casualmente ese día se terminó su tatuaje del brazo”, narra su hermana.

“Apenas ayer fueron hacer el levantamiento, entonces no hay nada, no hay culpables, no hay nada, está en cero el caso. Lo que exigimos es justicia porque a mi hermano, me lo arrebataron, no merecía morir así”, agrega la hermana de Juan Carlos López Martínez asesinado de un disparo en el pecho en el municipio de Ciudad Sandino.

Toma valor y agarra el micrófono. Es Cela Urbina, madre de Jasson Antonio Chavarría Urbina asesinado a balazos en Ticuantepe. “Pido justicia porque en realidad la Fiscalía no ha hecho nada por mi caso, fui a poner la denuncia porque ellos mismos me visitaron en mi casa, me dieron una cita para que me presentara, me presenté  y ellos no han hecho nada, ya van quince días y no han hecho nada por mi caso. Yo sé que fue la policía de Ticuantepe. A él le dispararon en la cara, fue por un trauma craneoencefálico severo que él falleció y estoy pidiendo justicia”.

“Queremos que se haga justicia, que los que cometieron este crimen no queden impune, Daniel Ortega, que es el principal y la Rosario Murillo que paguen por este crimen, esto no puede quedar así y por el resto de jóvenes que también entregaron sus vidas y los muchos que todavía van a aparecer en esa lista, porque ellos no se detienen y no quieren detenerse. Tienen que irse, tienen que dejar este país y tienen que dejarnos vivir en paz y dejar crecer a nuestros jóvenes”, agrega Ana Cecilia Dávila.

“Que nos dé fuerza y fortaleza porque nuestros hijos ya se fueron, pero los tenemos en nuestros corazones”

Amanda, madre de Ángel, afirma que los vídeos que se publicaron el día del asesinato de la muerte de su hijo hablan por sí solos. “Son los verdaderos vídeos que hablan, pido la justicia de su muerte, lo que está a la vista no necesita anteojos”.   

La familia Ángel Gahona considera como montaje el juicio que lleva a cabo la Fiscalía. En el lugar de los hechos solo había policías. Brandon Lovo Taylor y Glen son acusados sin razón, por el asesinato del periodista.

Ocupa INSS no se olvida, reiteraron las presentes. Recordando la madrugada de junio de 2013 cuando agentes de la Policía Nacional y grupos partidarios atacaron a jóvenes y ancianos que pedían al gobierno la pensión reducida de vejez.

“Mis hijos fueron brutalmente reprimidos hace cinco años en Ocupa Inss. Por eso desde hace dos años en que fue reformada la Ley de la Policía, el señor presidente Daniel Ortega como comandante en jefe de la Policía Nacional, es responsable directo de todos estos asesinatos y como tal tendrá que ser juzgados.”

A Rosa Amanda Cruz le parece ilógico poner demanda en la Policía Nacional. “Cómo voy a ir a la policía a demandar a los mismos policías que asesinaron a mi hijo” manifestó. Si bien  fue a dejar los documentos a la Fiscalía, les dejó claro que no confía en dicha institución. 

Las madres demandaron el retiro y encarcelamiento de la Comisionada General Aminta Granera y de todo su séquito.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa