La gente se va porque no hay cómo desarrollarse

Compartir:

Para el alcalde Carlos José Rivera, la migración afecta a las familias, pero a su juicio es económicamente la única opción que tiene la gente para poder desarrollarse. “Si usted va a mi municipio usted ve construcciones muy lindas, eso es lo que ha llegado a ganar nuestra gente cuando se va del país cuando se va de nuestros territorios porque no hay como desarrollarse. Afecta la migración en lo social”.

Una opinión distinta tiene Haydee Castillo, quien asegura que en las comunidades casi toda la población económicamente activa se ha ido fuera del país, creándose una juventud dependiente de remesas familiares. Como resultado de esta situación, según Haydee, se está creando un sobre esfuerzo en la salud de las mujeres que migran (la mitad de las personas que migran en el mundo son mujeres/OIM) porque a su costa las familias están viviendo. “Yo diría que a largo plazo es una manera casi que nos están chupando la sangre a los territorios con este modelo económico, que es un deshumanizante, desvirtuador de los valores” agrega Haydee.

Según el Banco Central, Nicaragua ocupa el puesto cinco como receptor de remesas en Centroamérica. De enero a septiembre de 2016, el país recibió 921,6 millones de dólares en remesas familiares. Nueva Segovia se encuentra entre los principales municipios receptores de dinero enviado por nicaragüenses desde el exterior, con 4.5 por ciento en el Segundo Informe Trimestral  del Banco Central y 3.2 en el primero.

Usino Cruz, de la comunidad Las Aguas En Ciudad Antigua, es líder comunal, comparte que ahorita la gente permanece en la comunidad, pero a partir  de la temporada de café el poblado queda sin gente, se van a Matagalpa y Jinotega. Cree que la migración interna no afecta “porque a veces la misma situación económica, salen los pobladores a buscar cómo ganarse verdad, los rialitos, en la comunidad no hay fuentes de empleo, la gente que se queda sobrevive del trabajo de la agricultura”.

El alcalde Henry Quiñónez afirma que en Ciudad Antigua sólo se trabaja en tiempos de invierno, en la siembra de frijoles y granos básicos. Producción que la venden al mercado a un precio que no cubre el costo real de la cosecha. Un quintal de frijoles y de maíz en este lugar cuesta 250 córdobas. Esta situación afecta a las y los jóvenes. “Los jóvenes campesinos están buscando trabajo en Honduras, El Salvador, más que todo en Costa Rica, y los que han logrado conseguir el pasaje se van hacia Panamá”.

Para el edil, migrar es la única alternativa que tiene la ciudadanía ante los índices de desempleo. “Si no tuviéramos que la gente sale a trabajar a otro país, esta situación de Ciudad Antigua fuera peor. Algunas casitas que se miran bonitas es por las personas que están en España o Estados Unidos. Pero que una persona diga que está prosperando sólo porque está en Ciudad Antigua, es imposible”.

El Ministerio de Educación o el Ministerio de Salud son las únicas fuentes de empleo, aunque a juicio del edil prefieren traer personal de otros municipios y los locales que están esperando una oportunidad tendrán que esperar, más si no son afines al partido de gobierno.

Al respecto Pedro Basilio comparte que los muchachos que estudian se van a Estelí, Managua, Honduras, Guatemala y España, por la falta de estrategias para generar empleo y la no existencia de empresas que puedan generar empleo a la gente joven.

Al final del día las y los segovianos tienen un saldo negativo en el capital humano, pocas opciones laborales.


Una producción de Onda Local en alianza con Red Local

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa