Grupo Cocibolca: Zona de excepción en ruta canalera

Compartir:

Por: Julio López

Las regiones colindantes a la ruta prevista para la construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua han sido convertidas en una zona de excepción, tanto legalmente como en la práctica, según un pronunciamiento del Grupo Cocibolca.

Lo anterior ha quedado demostrado con los acontecimientos recientes. El pasado 25 de junio, el gobierno nicaragüense detuvo a líderes de la lucha anticanal y a seis personas jóvenes de la Caravana Mesoamericana por el Buen Vivir, a quienes la policía acusó de manipular explosivos, sin mostrar evidencias. Finalmente les expulsó del país el 27 de junio.

Convertir la ruta canalera en una zona de excepción pone en peligro a las poblaciones campesinas afro descendientes e indígenas, considera el Grupo Cocibolca.  

Agrega que en todo el país, particularmente en la ruta canalera, se está criminalizando la protesta de personas afectadas en sus derechos por proyectos mineros y por El Canal.

El pronunciamiento recuerda que la solidaridad ha sido un bastión importante que ha apoyado luchas sociales en Nicaragua. Por ello, considera absurda la actitud del Gobierno de criminalizar acciones de solidaridad internacional hacia comunidades u organizaciones civiles.

El gobierno ha intentado impedir la realización de investigaciones relacionadas con el proyecto de El Canal, que hacen conclusiones críticas hacia el proyecto. “Esto es un intento claro por mantener a la comunidad nacional e internacional desinformada, ocultando de manera dolosa información relacionada con un proyecto que puede poner en riesgo el patrimonio nacional y el futuro de todos los nicaragüenses”, señala el pronunciamiento.  

El Grupo Cocibolca ha reconocido los esfuerzos realizados por El Consejo Nacional de Defensa de Nuestras Tierras, Lago y Soberanía Nacional, de promover la movilización social pacifica, en defensa de sus propiedades y otros bienes, del ambiente, la soberanía nacional y sus formas de vivir. Además ha rechazado campañas que pretenden desprestigiar al movimiento campesino y a las organizaciones que integran el Grupo Cocibolca.  El pronunciamiento deja claro que apoyan y defienden las medidas tomadas por la población afectada directamente como una expresión de su derecho a defender su forma de vivir, su cultura y su patrimonio.

También insta a la Policía Nacional y al Ejército de Nicaragua a respetar los derechos de las y los ciudadanos, a resguardar la integridad del territorio, y la defensa de la nación, sin las cuales no puede existir la nación nicaragüense ni el Estado de Derecho. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa