Amnistía Internacional considera “indignante” el proyecto canalero

Compartir:

Por: Sayuri Nishime

Como irresponsable, catalogó Amnistía Internacional al proyecto canalero. “Es indignante que Nicaragua se proponga seguir adelante con un megaproyecto que destruirá la vida de muchas comunidades sin tener siquiera en cuenta su opinión”, expresó Erika Guevara, directora del Programa de Amnistía Internacional para América.

El 05 de febrero, el GTR-K emitió un comunicado donde denuncian que fueron presionados por representantes del gobierno para firmar un acta que establecía que luego de realizar la “Consulta Libre, Previa e Informada”, indígenas daban el aval al gobierno para la construcción de El Canal Interoceánico.

“Durante las reuniones los funcionarios públicos demandados ignoraron la oposición de los Demandantes, y de otros miembros del GTR-K, en el sentido que ejercer su derecho a la presencia de un abogado de su elección, para comprender adecuadamente el contenido de lo que le imponían que firmaran… así como la explicación técnica de parte de profesionales independientes del contenido del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) del Gran Canal Interoceánico por Nicaragua (GCIN)…”, refiere el comunicado.

Anteriormente, las autoridades del Gobierno Territorial Rama-Kriol (GTR-K), habían emitido otro comunicado, donde denuncian que estaban siendo presionados para firmar el Convenio de Consentimiento Previo, Libre e Informado para la Implementación del Proyecto de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.

“Damos a conocer al pueblo nicaragüense y a la comunidad internacional que los funcionarios del Estado… están presionando desde el día 8 de enero de 2016 a los miembros del Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K) para que firmen un documento supuestamente dando el “Consentimiento Libre, Previo e Informado”, afirma el comunicado.

Para Amnistía Internacional, El Canal "es un proyecto multimillonario que partirá en dos el país y como consecuencia, serán desplazadas miles de personas al poner en peligro sus medios de subsistencia…”

“Tenemos problemas directamente, porque son a nuestras propiedades que se nos está aplicando una ley de expropiación. Punta Gorda es una tierra próspera. Hay ganadería, agricultura, tubérculo, comercio. Hablar de la tierra, es hablar de nuestra cultura, de lo que somos, de nuestro nombre, de nuestra identidad. Somos productores, somos los que damos de comer al pueblo. Al nosotros quedarnos sin tierras, no existimos. No somos nada…”, expresó a Onda Local, Pablo Morales, habitante de Punta Gorda.

La situación del país se agrava, puesto que además de las expropiaciones de tierra y las afectaciones económicas, El Canal, traerá afectaciones a la salud.

¿Está preparada Nicaragua para prevenir daños masivos a la salud ante el proyecto canalero.

Visite http://canal.ondalocal.com.ni/ y conozca cuál es el estado de la salud en la ruta de El Canal.

 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa