EN VIVO

EN VIVO

Facebook / Observatorio por la Vida de las Mujeres

Observatorio por la Vida de las Mujeres: Un espacio para la denuncia de la violencia machista

Compartir:

Este miércoles el Observatorio por la Vida de las Mujeres presentó su sitio web, un espacio en el que reportarán y denunciarán los asesinatos de mujeres, producto de la violencia machista en Nicaragua. El lanzamiento del sitio web se realizó de manera virtual, a través de un panel que estuvo integrado por la periodista Milagros Romero, la abogada e investigadora Yamilet Molina y la comunicadora social Valeria Espinoza.

Milagros Romero describió esta iniciativa como un esfuerzo colectivo, del que esperan se convierta en una referencia para las organizaciones de mujeres, periodistas y quienes busquen información sobre femicidios en Nicaragua.

Por su parte, Yamilet Molina, destacó que este espacio es importante porque presenta datos de una realidad a la que están expuestas las mujeres. “A mí me ha impresionado mucho que, con un sencillo clic, podés ver el mapa de Nicaragua y podés saber dónde eran las mujeres que han sido víctimas de femicidios o que han intentado asesinarlas. La realidad nos muestra que llevamos un total de 84 incidentes y eso pues es una urgencia, un problema social muy grave que debemos de colocar en la agenda pública”.

Molina, agregó que con este proyecto se pueden generar espacios de diálogos, encuentros y posibilidades de seguir no solo presentando datos, sino también pensar que podemos seguir contando historias y buscando estrategias de acuerparnos o protegernos. “Es importante entender que las violencias no son únicas, no solo tenemos que hablar del femicidio, es importante visibilizar otras formas que se interseccionan como la violencia física, la violencia sexual, la violencia emocional, la violencia económica y otras formas de violencia que las mujeres en diversos contextos atraviesan”.

En la página web del Observatorio se puede encontrar información y datos que interseccionan a la víctima, es decir que incluye y segmenta datos sobre femicidios ocurridos en distintas condiciones, por ejemplo, femicidios de mujeres nicaragüenses que migraron a otros países, mujeres de la Costa Caribe, niñas y mujeres trans.

Para Valeria Espinoza, es importante haber seccionado la información de esta manera porque muchas veces las mujeres trans, las mujeres migrantes, las mujeres de la Costa Caribe y las niñas son relegadas o incluso olvidada. “Muchos de los casos recopilados nos demuestra que la violencia trasciende fronteras, muchas de estas mujeres huyen de Nicaragua porque sufren algún tipo de violencia, pero al lugar donde llegan también se encuentran con un contexto machista y misógino”.

Desde su experiencia Yamileth, aseguró que es fundamental trascender a análisis más profundos, porque los datos que normalmente se recogen tipifican las violencias, pero también se debe reconocer que las violencias que vive una mujer urbana, no las vive igual una mujer campesina, una mujer negra, una mujer indígena, porque sus contextos son diferentes, “para cualquier mujer es difícil salir de una situación de violencia, imaginémonos cuando sus vulnerabilidades aumentan por su condición económica, por su entorno o porque el lugar donde vive está tan lejos de acceder a servicios que no puede acceder; cuando yo hablo de las opresiones frecuentemente estamos hablando de mujeres que viven en condiciones de empobrecimiento, mujeres con pocas oportunidades educativas, mujeres con un trabajo precario o sin trabajo, mujeres con una alta carga de trabajo reproductivo y de cuidado y que a las niñas se les enseña esos cuidados, entonces todo estos problemas estructurales sumados a esta violencia machista nos tiene que hacer reflexionar”.

Durante el lanzamiento se mencionó que uno de los retos para el Observatorio son las fuentes, en este caso las fuentes primarias son las instituciones, que deberían ser garantes de protección y de ofrecer los datos que se necesitan, “no tenemos con fluidez acceso a esos datos, ese es un primer desafío que tenemos que considerar y el otro dato que he estado revisando en las estadísticas policiales, que en los últimos años señalan un descenso en la violencia sexual y ahí hay un problema que deberíamos de analizar, porque realmente tenemos un incremento de los femicidios, entonces sin datos importantes no podemos hacer inferencia, pero sí podemos mostrar tendencias”, explicó Yamilet Molina.

Otra de las utilidades del sitio web, es que la página cuenta con un centro de recursos donde se encuentra información legal sobre las distintas formas de violencia que se reconocen en el país.

El Observatorio por la Vida de las Mujeres es una plataforma de monitoreo, sistematización y denuncia de la violencias machistas, particularmente de femicidios y femicidios frustrados en contra de las mujeres nicaragüenses, reportadas a través de los medios de comunicación.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa