EN VIVO

EN VIVO

Onda Local

Acuerdo de Escazú y convenio de Minamata buscan la protección ambiental

Compartir:

Este 22 de abril, Día de la Tierra, entra en vigor el acuerdo de Escazú, después de la firma y ratificación de 12 países, incluyendo Nicaragua en 2019. El acuerdo de Escazú tiene tres ejes principales; el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales.

Para Víctor Campos, director de Centro Humboldt, en Nicaragua los asuntos que aborda este acuerdo, todavía no se han cumplido en el país. “Hemos hecho centenares de solicitudes de información a distintas instituciones del gobierno y realmente nunca se nos ha atendido, esperamos que con la firma de este acuerdo se pueda contar y tener acceso a esta información que es de carácter público y que además es de interés de la ciudadanía, el saber en qué condiciones se encuentra el medio ambiente y los recursos naturales”, agregó.

Heizel Tórrez, Oficial de Minería de Centro Humboldt, explicó que, como organización ambiental, están llamando a poner en agenda pública el cumplimiento de estos tres principales pilares, pero sobre todo el respeto a los derechos humanos de los defensores ambientales que día a día se viene violentando. “En Nicaragua, no existe condiciones de aplicabilidad del Acuerdo de Escazú, mientras persista la voluntad política de restringir la participación ciudadana y la no protección de los derechos de las y los defensores ambientales”, señaló.

Sobre el convenio de Minamata, los especialistas manifestaron que se encuentra vigente desde el 2017; este prohíbe el uso de mercurio a granel principalmente, pero también de artículos a los que se les ha añadido mercurio. “Nos hemos encontrado que hay un crecimiento enorme de la pequeña minería y la pequeña minería que es responsable del 30% de lo que explota Nicaragua año con año, se encuentra en más de cincuenta municipios del país y en la mayoría de los casos amalgaman el material con mercurio para separar el oro”, destacó Víctor Campos.

Escuche también: Agricultura orgánica, una esperanza de vida en Nicaragua

A juicio de Campos, el mercurio se está convirtiendo en uno de los principales problemas ambientales del país y esto es un asunto que llama la responsabilidad de las autoridades nacionales y la de los pequeños mineros.

Marjourie Martínez, asesora legal de Centro Humboldt, manifestó que cuando un país tiene la voluntad de cumplir con lo mandatado en determinado instrumento internacional, lo hace mediante la firma y en este sentido, Nicaragua se comprometió con hacer uso de este mecanismo internacional a través del cual, lo que se pretende es disminuir el uso del mercurio, en algunos casos hasta llegar a prohibirlo completamente. “A nivel interno, Nicaragua lamentablemente no cuenta con una legislación que aborde la pequeña minería que son quienes más hacen uso del mercurio en sus actividades diarias”, aseguró.

Según el Diagnóstico del Acuerdo de Escazú, publicado por Centro Humboldt, este acuerdo regional es un instrumento jurídico pionero en materia de protección ambiental, pero también es un tratado de derechos humanos. Asimismo, el Convenio de Minamata, busca reducir el uso de mercurio o compuestos de mercurio, por su alto grado de contaminación en la salud humana y en el medio ambiente.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa