China y Rusia en Centroamérica, intereses geopolíticos

Compartir:

Por Julio López

Las relaciones entre Centroamérica, particularmente Nicaragua, con China Continental y Rusia obedecen más a razones geopolíticas que económicas, concluyó un conversatorio organizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) a propósito de la presentación de la edición No 10 de la Revista Seguridad y Sociedad

“Los diferentes artículos y entrevistas en la revista están dedicados a un tema del cual se habla bastante pero se sabe poco, y es el restablecimiento de relaciones entre Nicaragua y Rusia, particularmente relaciones militares y nuevas relaciones entre Nicaragua y China Continental”, aseguró Elvira Cuadra, directora del IEEPP.  

Alberto Alemán, periodista y máster en estudios de Asia - Pacífico, dijo que las relaciones entre Nicaragua y Rusia forman parte de una nueva dirección de la política exterior rusa, que busca tener un papel más protagónico en el mundo y proyectarse como gran potencia. “Lógicamente, Rusia también debe de buscar aliados en esta parte del mundo. Es natural que haya esta reanimación con Nicaragua porque hay lazos históricos, en los ochentas fuimos países muy cercanos, estuvimos al mismo lado de las luchas ideológicas”, aseguró Alemán. 

Rusia ya no regala su técnica militar

Alemán no cree que el Ejército de Nicaragua esté en capacidad de comprar aviones a Rusia. “No sé qué propósito tenga el ejército con hacer ese anuncio. Podría ser manera de medir las reacciones de los países y los ejércitos vecinos. De dónde Nicaragua sacaría casi 200 millones de dólares para comprar seis aviones de ese tipo. Dobla el presupuesto actual del ejército. No podés sólo traer los aviones, tenés que entrenar a los pilotos, tampoco tenés técnicos que los estén revisando, reparando y dándoles el mantenimiento, tenés que tener un presupuesto para el mantenimiento de esos aviones. En este momento, tampoco hay una pista, esos aviones no pueden aterrizar en el aeropuerto. No lo veo muy realista afirmar que Nicaragua va a adquirir esos aviones”. 

Agregó que Rusia ya no regala su técnica militar como en los años ochenta, vende su armamento a precio de mercado.  “No creo pues que vayan a regalarnos esos aviones, no lo veo imposible, pero lo veo muy difícil porque la política de Rusia ha sido vender sus armamentos a precio de mercado”. 

Para el economista Oscar René Vargas, la presencia de Rusia en Nicaragua constituye un elemento geo-político y geoestratégico. A Rusia no le interesa tener una base militar en Nicaragua sino un aeropuerto,  agregó. “Se ha estado rehabilitando el aeropuerto de Punta Huete (en Managua). Es la razón por la cual vino el Ministro de Defensa de Rusia. El objetivo es que puedan aterrizar los aviones para reabastecerse de combustible. El aeropuerto de Punta Huete tiene metro y medio de cemento armado, se construyó para que pudieran aterrizar aviones cargados con tanques. Durante mucho tiempo se utilizó para guardar los helicópteros y ahora estamos viendo que se está construyendo la torre de control.”

En respuesta, los norteamericanos anunciaron la presencia de una tropa especial de 325 personas en Palmerola, Honduras, añadió el también analista político.

Alemán coincidió con Vargas al señalar que lo económico no importa. “Ni Nicaragua exporta mucho hacia Rusia, ni ellos hacia acá. Qué están buscando, el Comando Estratégico Aéreo de Rusia está realizando patrullajes a nivel mundial y aquí simplemente quiere tener un punto donde puedan aterrizar y reabastecerse de combustible y los pilotos puedan descansar y que la rearmada pueda abastecerse de alimentos”. 

Alberto Alemán no ve mal que Nicaragua tenga una relación beneficiosa con Rusia “lo único que el país no puede permitirse es entrar en una alianza política o militar apuntando hacia Estados Unidos u otra potencia”.

China ¿menos interesada?

Para Alemán, las relaciones entre China Continental y Nicaragua han cobrado fuerza por el proyecto de El Canal Interoceánico. No está convencido que el gobierno chino esté directamente involucrado. A su juicio, el Canal deja más dudas que certezas. “Por un lado es un proyecto que todavía es a futuro, no existe certeza absoluta, no se conocen estudios de impacto ambiental, de viabilidad financiera comercial, se ve que todavía no hay capital para esto”.  

Indicó además, que el interés de China en Centroamérica es limitado. “Centroamérica no tiene importantes materias primas para el desarrollo industrial de china; por ejemplo el cobre, petróleos para diversificar sus fuentes de energía o soya. China importa un cuarto de su consumo de soya de Brasil y de Argentina”.

A ese país tampoco le interesa el reconocimiento de la región, afirmó. “China es reconocida por casi toda la comunidad internacional, excepto por veintidós países que son pequeños, pobres y receptores de ayuda. China no necesita del reconocimiento diplomático de los países de Centroamérica”.

Elvira Cuadra del IEEPP dijo que China es un poder económico emergente, le está disputando la hegemonía económica a Estados Unidos. Rusia está en una carrera para tratar de restablecer su poder y la hegemonía mundial que tuvo. Eso les coloca en actores en disputa con Estados Unidos. Una nueva presencia de China y de Rusia en Centroamérica indica la tendencia de la disputa de poder económico y político a nivel global, agregó.      

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa