Última sesión del Tribunal de Conciencia sobre crímenes de lesa humanidad en Nicaragua
Cortesía / Onda Local

Régimen de Daniel Ortega incurrió en crímenes de tortura y violencia sexual, según el Tribunal de Conciencia

Compartir:

El régimen de Daniel Ortega incurrió en crímenes de tortura y violencia sexual contra 18 mujeres y hombres, mientras se encontraban bajo custodia de las fuerzas policiales y parapoliciales del país, según la resolución del Tribunal de Conciencia, cuyo jurado estuvo integrado por Alda Facio, Almudena Bernabéu, Clemencia Correa y Sonia Picado.  

Luego de hacer un peritaje y evaluar los 18 testimonios de mujeres y hombres apresados entre el 21 de abril y el 25 de agosto de 2018, el tribunal corroboró que, las personas detenidas fueron detenidas de manera arbitraria y trasladadas a dependencias policiales y fincas privadas en diferentes partes de Nicaragua, sujetas al control y voluntad de fuerzas policiales y parapoliciales. Asimismo, señala que fueron sometidas a torturas y vejaciones y posteriormente amenazadas.

La violencia sexual cometida por el Estado de Nicaragua constituye un crimen de tortura y se cometieron de manera sistemática por agentes del Estado contra la población civil, constituyendo un crimen de lesa humanidad, señala el dictamen del Tribunal de Conciencia.

Lea también: Tribunal de Conciencia responsabiliza a la dictadura de Daniel Ortega por violencia sexual contra personas detenidas

Además, hace referencia al difícil contexto que vive Nicaragua, donde la impunidad y el control de las instituciones del Estado no permiten la justicia y reparación integral de los daños cometidos. Sin embargo, el Tribunal planteó medidas de reparación en el marco de un proceso de transición a la democracia y que reconozca la dignidad de las víctimas, incluyendo medidas de rehabilitación, satisfacción, garantías de no repetición y compensación.

En esta última sesión, el Tribunal instó a los organismos de protección de los derechos humanos; Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) a prevenir que estos crímenes de lesa humanidad no vuelvan a repetirse, sancionar a los responsables de los hechos y reparar en forma integral o transformadora a las víctimas del delito. 

También, instaron a los organismos de derechos humanos nicaragüenses y a la Fundación Arias que presenten las denuncias ante una instancia internacional para lograr justicia.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa