La represión dejó un saldo de tres personas heridas de bala, 11 secuestradas y agresiones a periodistas
Cortesía

UNAB demanda cambios profundos en la Policía, Fiscalía y Poder Judicial

Compartir:

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), condenó la violencia contra manifestantes perpetrados por fuerzas policiales y paramilitares de la dictadura Ortega-Murillo, con un saldo de 3 personas heridas de bala, 11 secuestradas, periodistas y personas asediadas en Managua  y en varios departamentos del país.

“Es inadmisible que no habían transcurrido ni 24 horas de haber anunciado acuerdos de negociación cuando el régimen yo estaba manifestando de forma tan explícita su falta de voluntad de buscar una salida negociada a la crisis”, señala la UNAB en un comunicado.

Para la UNAB no es posible continuar negociando sin la presencia de garantes internacionales (OEA. UE, ONU, entre otros). Además planteó la urgencia del establecimiento de medidas que en el corto plazo conduzcan a la realización de cambios profundos en la Policía Nacional, en la Fiscalía y el Poder Judicial.

La UNAB expresó que las elecciones adelantadas, previa reforma electoral, debe ser un tema prioritario en la búsqueda de soluciones a la crisis social y política que vive el país, empezando por la recomposición total del Consejo Supremo Electoral, para gozar de una institucionalidad al servicio de la ciudadanía.

Asimismo dijo que  “el respeto irrestricto a las libertades de movilización, expresión y organización debe quedar en vigencia de manera inmediata, pues no es ninguna concesión por parte del Gobierno, es simplemente el reconocimiento de derechos consignados en la Constitución Politica.

Según la Unidad Nacional Azul y Blanco, el futuro de Nicaragua, la libertad de presos y presas políticos y la justicia para las víctimas, no puede estar sujeta a una declaración de buenas intenciones;  y mucho menos,  viniendo de un gobierno que ha cometido crímenes de lesa humanidad. “Hoy más que nunca se evidencia la urgencia de la presencia de la CIDH y el MESENI como las entidades garantes del proceso de liberación total e inmediata de los presos y presas políticos y para evitar que se sigan violando tan flagrantemente los derechos humanos en Nicaragua”.

La UNAB llamó al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, al Vaticano y a la comunidad internacional a reevaluar con urgencia el estado de la situación en Nicaragua y a actuar con prontitud, tomando nota de la declaración del Consejo de Derechos Humanos de la ONU,  del Parlamento Europeo y los informes del GIEI y MESENI.  Además, la UNAB informó que ha solicitado una reunión de urgencia a l Alianza Cívica para evaluar la situación y seguirá en permanente fiscalización y movilización, para asegurar que se cumplan las demandas del pueblo nicaragüense hasta que alcanzar justicia, democracia y libertad. 

La UNAB convocó a una movilización para el próximo martes o2 de abril de 2019, cuya modalidad será anunciada posteriormente.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa