PCIN denuncia asedio en vísperas de la audiencia inicial contra Kalua Salazar, jefa de prensa de Radio La Costeñísima

Compartir:

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, denunció que en la víspera de la audiencia inicial contra la jefa de prensa de Radio La Costeñísima, Kalua Salazar, acusada de calumnia, efectivos de la policía orteguista asediaron desde anoche las instalaciones de Radio La Costeñísima. 

Kalua Salazar es acusada por Julia Elena Zeledón Siu, Shamia del Socorro Ruíz y Cinia Griselda Centeno, quienes mencionan “ser víctimas del delito de Calumnia luego de que Radio La Costeñísima difundiera una denuncia titulada: “Se destapa Corrupción en la Alcaldía del Municipio El Rama", el pasado 04 de agosto de 2020.

“Nos han estado hostigando, asediando la radio, el día de ayer a eso de las ocho de la noche, algunos de los muchachos todavía estaban en el centro de trabajo, a la hora que ellos salieron estaban en toda la cuadra donde se encuentra La Costeñísima, estaba rodeada de Policía”, aseguró Kimberly León”, directora de Radio La Costeñísima.       

       

“Eso es lo que quieren hacer, intimidarnos, pero mi papá (Sergio León) nos formó para no tener miedo, no nos importa el asedio, vamos a seguir trabajando”, agregó Kimberly León.

PCIN responsabiliza al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo y a sus fanáticos, de los daños psicológicos a los que han sido sometido el personal de La Costeñísima.

PCIN considera que al régimen “le molesta” la audiencia que ha alcanzado La Costeñísima, su preferencia por la población y su posición crítica al poder público.

“Es evidente el interés del partido de gobierno de querer apropiarse de La Costeñísima contra toda medida legal. Así lo demuestran sus fanáticos en las redes sociales”, señala la denuncia de PCIN.

Asimismo, la organización denunció la judicialización de los colegas William Aragón, Elsa Espinoza y David Quintana, “lo cual evidencia un patrón de ataques y la continua criminalización del ejercicio periodístico y otras acciones encaminadas a dañar la imagen pública de periodistas, equipándoles con actos ilícitos en su contra”.

“La presión que hay no es tanto sobre Kalua Salazar, es sobre radio La Costeñísima, para buscar la manera de cómo cerrar la radio. Lo máximo que ellos pueden hacer es imponerle una multa”, aseguró Donald Hebbert, Abogado y politólogo, quien llegó a respaldar a Kalua y a Radio La Costeñísima.  

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa