EN VIVO

EN VIVO

Monimbó, 17 de julio de 2018
Sitio Web / El Nuevo Diario

Tercer aniversario de la operación limpieza en Masaya

Compartir: Descargar audio

Este 17 de julio, se cumplen tres años de que policías y paramilitares del régimen de Daniel Ortega ejecutaron un violento desalojo de los tranques y barricadas que duró más de 7 horas en el barrio indígena de Monimbó, Masaya. En esta edición conversamos con el excarcelado político Gabriel Putoy y Alex Hernández del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

Para Gabriel Putoy, originario de Monimbó explica que la Operación Limpieza del 17 de julio en este barrio indígena, fue un vil acto perpetrado por la dictadura de Ortega y Murillo, “desde tempranas horas de la mañana fuimos atacados por la policía y por el parte del ejército que se disfrazaba en ese momento de paramilitares, y pues esto cobró varias vidas. Siempre hemos apoyado la rebelión venga de donde venga, lo hemos apoyado porque nosotros creemos que ya no debe haber más dictadura en nuestro país, somos creyentes en que la democracia debe de reinar”.

Por su parte Alex Hernández señala que con esa acción de Ortega hacia Monimbó, lo que quería vengarse, porque este barrio había sido calificado como un bastión de lucha para el sandinismo, “representan la rebeldía, el seno de lo que significaba ser el sandinismo entonces el régimen se preparó para dejar a Monimbó como la última plaza en el Pacífico por limpiarse, en un día que es muy importante en el que se conmemora  la huida del anterior dictador que le cedió el espacio Ortega”.

Hernández destaca que en la actualidad Monimbó vive un ambiente de gente que está totalmente inconforme. “Está totalmente tomado por antimotines que se mantienen en vigilancia permanente, teniendo miedo de ellos mismos que se les revierta la situación; lógicamente es un lugar que ha perdido la mitad de su alma, personas que yo conocí en ese lugar ahora están en el exilio, perdieron a muchísimos hijos también por las balas del régimen y espero que en un futuro no muy lejano, tengan la posibilidad de volver todos los que nunca debieron haberse y que ese lugar retome la gloria que nunca debió perder”.

Gabriel Putoy asegura que el barrio de Monimbó no tenía una resistencia armada y tampoco estaban estamos en iguales condiciones frente al régimen, “resistimos hasta hasta la tarde, a pesar que no teníamos arma, a pesar que no teníamos más que simples morteros y nuestro cuerpo para poder defender nuestro territorio indígena”.

Putoy señala que los monimboseños se sienten defraudados de la revolución fallida del 79, “luchamos para tener otro dictador, no luchamos para que la sangre indígena corriera de balde, en el 79 nuestros abuelos no lucharon para que nosotros como sus nietos y como su descendencia, fuéramos reprimidos y encarcelados de la forma en que lo hizo nuevamente Daniel Ortega y sus secuaces; ellos lucharon para que el pueblo fuera libre y lucharon para que todos nosotros viviéramos en una Nicaragua a futuro distinta y sin ninguna represión”.

Gabriel y Alex concuerdan que el 17 de julio de 2018 cambió todo el panorama en el barrio de Monimbó, “la gran mayoría de los monimboseños, en un 90% ya no están con el gobierno son opositores. Estamos en Resistencia y hoy nos identificamos con la lucha azul y blanco que se empezó aquel 18 de abril de 2018”, agregó Gabriel.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa