EN VIVO

EN VIVO

Miskito dijo haber construido una escopeta para defender su comunidad
Archivo / Onda Local

Continúa violencia en el Caribe Norte producto de la invasión a tierras indígenas

Compartir: Descargar audio

La violencia producto de la invasión de tierras indígenas no se detiene, señala Juan Carlos Ocampo originario de Bultku, Puerto Cabezas e integrante del movimiento social Prilaka. Las comunidades indígenas se encuentran en la indefensión, refiere el líder comunitario. 

“Mientras nosotros queremos que los bosques sigan en pie, los colonos tratan de establecer pasto para ganado, mientras nosotros tratamos de mantener nuestros cerros conservados para que sean nichos de reproducción de animales, los colonos buscan cómo hacer oro ahí”, relató Ocampo, quien en nuestra edición del domingo 27 de junio condenó los recientes asesinatos a líderes indígenas en el territorio de la zona núcleo de Bosawás y territorio Mayagna, producto de los enfrentamientos con colonos.

Ocampo mencionó que los conflictos generados de la invasión a tierras indígenas vienen dándose desde el año 2015. El 30 de enero 2020 seis indígenas fueron asesinados y dos resultaron heridos durante un ataque de colonos en la comunidad Alal en Bonaza. Ese mismo día la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), condenó el ataque hacia la comunidad Mayagna e hizo un llamado al Estado de Nicaragua para que proteja los derechos de los pueblos indígenas, la vida, la integridad y el territorio.

Los enfrentamientos también ocurren entre colonos. Durante su intervención en el programa el líder indígena mencionó que la semana pasada una brigada de líderes comunitarios ingresó al bosque y se encontraron con algunos colonos que iban huyendo por enfrentamientos con otros colonos. Según Ocampo los colonos afirmaron haber “comprado” un área por más de quince millones de córdobas al presidente y vicepresidente territorial; lo que ocasionó conflictos entre los comunitarios y sus líderes, porque lo que están solicitando que los líderes sean destituidos de sus cargos por la complicidad.

“Actualmente hay un conflicto porque las comunidades quieren cambiar a esos líderes y al parecer las autoridades regionales están defendiéndolos para que no haya cambio de autoridad, entonces ese nivel de impunidad y ese nivel de descaros en mantenerse apoyando a personas que están haciendo tanto daño no tiene precedentes en nuestra historia política o de administración pública” puntualizó Ocampo.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa