EN VIVO

EN VIVO

Pixabay

Violencia sexual en contextos de crisis sociopolítica

Compartir: Descargar audio

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos, se conmemora el 19 de junio de cada año, con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la población de la importancia de acabar con la violencia sexual durante los conflictos, honrar a sus víctimas y rendir tributo a todas las personas y organizaciones que luchan cada día para erradicar estos delitos. En esta edición conversamos sobre este tema con la feminista y defensora de derechos humanos Ana Quirós Víquez.

Para Ana Quirós el régimen de Daniel Ortega ha utilizado la violencia sexual desde hace mucho tiempo para castigar a las personas que se le oponen, práctica que está señalada internacionalmente como un delito muy grave. "A raíz de 2018 se empezó a recabar información que las personas detenidas de ambos sexos eran víctimas de violencia sexual ya no sólo estamos hablando del acoso, hostigamiento o tocamientos indecorosos, sino que incluso llegaron a la violencia, a la violación y a la penetración con objetos que en algunos casos dejó a las personas con serios problemas de salud física".

A juicio de Ana estas acciones de la dictadura son una forma de aplastarle y quitarle la dignidad a las personas y demostrar que ellos tienen el poder. "En los distintos testimonios que recabamos en diferentes momentos, se pudo constatar que en estas violaciones participaban generalmente grupos y además había personas que estaban de testigas o testigos frente a esas violaciones y no levantaron la voz en ningún momento para impedir estos hechos abominables en contra de las personas presas políticas".

La defensora de derechos humanos aseguró que, en los testimonios recopilados se encontró estos hechos fueron ejecutados no sólo por policías sino también acompañados de parapolicías y dirigentes del partido Frente Sandinista en el ámbito local.

"Estos testimonios nos permitieron condenar al régimen como violador de los derechos humanos, utilizador de la violencia sexual como un instrumento de tortura y de castigo a los presos y las presas políticas, además dejó planteada la posibilidad de que en un futuro se pueda utilizar la información recabada para buscar justicia internacional en contra de estas personas", manifestó Quirós.

Ana Quirós destacó que estos hechos no fueron iniciativas de unas cuantas personas, "fue orientación mandada de las más altas estructuras y se dio la orden que utilizaran la amenaza de la violencia sexual en la mayoría de las presas y los presos políticos, no sólo contra ellos sino también contra sus familiares".

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa