EN VIVO

EN VIVO

Nicaragüenses obligados a refugiarse ante la violencia estatal

Compartir: Descargar audio

Cada 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Refugiado, designado por las Naciones Unidas para honrar a las personas refugiadas y desplazadas de todo el mundo, quienes se han visto obligadas a abandonar su hogar para escapar de conflictos o persecuciones. En esta edición conversamos con el defensor de derechos humanos Gonzalo Carrión integrante del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

Gonzalo Carrión destacó que hay alrededor de 80 millones de personas en el planeta en calidad de refugiados, a su vez existe una especie de sub registros porque la gente siempre tiene movilidad humana para salvar su vida. "En el caso de Nicaragua, nuestro refugio y la búsqueda de asilo ha sido por el contexto de más de 3 años de sistemática y brutal represión; solo aquí en Costa Rica se cuentan por centenares de miles de nicaragüenses que están dentro del movimiento humano por razones de carácter económico y social, a veces se ha dicho que hay más de medio millón de nicaragüense en Costa Rica, pero realmente las cifras son indeterminadas".

Carrión manifestó que en los últimos tres años más de 100 mil personas están fuera de Nicaragua en el contexto de abril de 2018 y la mayoría de estas poseen condiciones muy limitadas e inestables. "Todos estamos enfrentando una misma realidad con la diferencia del perseguido político o de las perseguidas políticas que están enfrentando una realidad agravada por la pandemia, para las personas refugiadas la pandemia vino a agravar sus condiciones en el exterior particularmente en Nicaragua porque esta situación se le sumó al problema de salud, desempleo y eso provoca mayor precariedad, muchas de las y los nicaragüenses refugiados continúan viviendo en grupos para poder sostenerse".

El defensor de derechos humanos aseguró que actualmente Nicaragua, es un país sin oportunidades para vivir en libertad y sin miedo. "Hay gente que está regresando al país, por las condiciones de haber perdido posibilidades de vivir en el exterior y en preferencia de vivir en la calle han regresado con su familia a pesar de la dictadura y la brutal persecución".

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa