EN VIVO

EN VIVO

Policía de Daniel Ortega captura a dirigentes de Unamos

Compartir: Descargar audio

Desde el dos de junio, la dictadura de Daniel Ortega, ha apresado a 12 personas líderes opositoras, incluyendo a cuatro aspirantes a la presidencia de Nicaragua.

El general en retiro, Hugo Torres, fue detenido este 13 de junio por la Policía de Daniel Ortega. Más temprano fueron detenidas la comandante guerrillera, Dora María Téllez; la expresidenta del Movimiento Renovador Sandinista, Ana Margarita Vijil y la presidenta de la Unión Democrática Renovadora, Suyen Barahona.

“Tengo 73 años de edad. Nunca pensé que, en esta etapa de mi vida, iba a estar luchando de forma cívica y pacífica contra una nueva dictadura. La dictadura de Somoza no logró encarcelarme, luchamos duro, murieron muchos compañeros, era otro espacio, otro tiempo y otro contexto. Hoy, la lucha es pacífica. Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos y en 1978 volví a arriesgarla  junto con Dora María Téllez y otros compañeros para liberar a aproximadamente 60 presos políticos, entre ellos Tomás Borge, Doris Tijerino, René Núñez (…) pero así son las vueltas de la vida, y los que algún día acogieron principios en favor de la justicia, en favor de la libertad, hoy los han traicionado”, dijo Torres en un video grabado antes de su captura.

El general en retiro previo a su captura denunció: “En el momento en que envío este mensaje, está terminando de allanarse la casa de Dora María Téllez y Ana Margarita Vijil, a las cuales la policía del régimen se las ha llevado secuestrada, sin orden de allanamiento, sin orden judicial que ampare tal arbitrariedad, igual que lo hicieron anoche al allanar la casa de Tamara Dávila, miembro de la directiva de Unamos y de la Unidad Nacional Azul y Blanco, y tal como están haciendo en estos momentos en la casa de Suyen Barahona, presidente de Unamos y como de forma inminente lo harán en mi casa, ya que hay asedio fuerte, hay presencia policial en los alrededores, hay vigilancia de drones”.

Hugo Torres dijo que estas acciones represivas de la dictadura contra la dirigencia de Unamos “son zarpazos desesperados de un régimen que se siente moribundo, que no tiene asidero legal, que no tiene justificación alguna desde el punto de vista institucional y jurídico como para permanecer en el poder más allá de noviembre de este año en que tendrían que realizarse elecciones libres y supervisadas”.

La Comisión de Buena Voluntad condenó de manera rotunda las violaciones que la dictadura Ortega - Murillo ha ejercido en contra de los derechos humanos y dignidad de importantes figuras del liderazgo opositor. En dos semanas, asegura, la dictadura ha secuestrado, con argumentos espurios, a los aspirantes presidenciales y líderes opositores: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Violeta Granera, José Adán Aguerri, José Pallais, Tamara Dávila, Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil, Suyen Barahona y Hugo Torres.

La Comisión de Buena Voluntad exigió la liberación y respeto de la dignidad de líderes opositores y de todas las personas que han sido apresadas por razones políticas. “Las acusaciones construidas contra estos liderazgos, contra las Fundaciones Violeta Barrios y FUNIDES, así como el asedio y amenazas de posibles procesos a periodistas y medios independientes, es una muestra más que manifiesta la dictadura que sufre Nicaragua, y que tanto actores nacionales como organizaciones internacionales y países han denunciado las arbitrariedades.

Para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, estos hechos forman parte de una escalada de represión y criminalización contra líderes y lideresas de oposición, mediante el uso de categorías penales amplias e imputaciones arbitrarias, y sin evidencia. “En el marco de la intensificación represiva, la #CIDH urge al Estado de #Nicaragua a liberar inmediatamente a las personas detenidas, y cesar los ataques a las libertades públicas, y particularmente, al ejercicio de los derechos políticos en el país condena la detención, allanamiento ilegal y arbitrario del domicilio de Suyen Barahona (…) Barahona es la cuarta lideresa detenida en menos de 24 hora en el país. La #CIDH expresa su preocupación e identifica la generalización de la persecución a actoras de oposición política, intensificando con ello un grave deterioro de las condiciones para elecciones justas libres y transparentes en #Nicaragua”.

Por su parte, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) manifestó que, contrariamente a sus obligaciones de derechos humanos, las autoridades continúan criminalizando a las voces disidentes en Nicaragua. “Desde ayer han detenido arbitrariamente a 4 lideresas políticas, sumando ya este mes 6 mujeres y 5 hombres, además de 2 ex empleados de una ONG”.

La OACNUDH insta al Estado de Nicaragua a que libere de inmediato a todas las personas detenidas arbitrariamente y cese toda forma de persecución, respondiendo también a los numerosos llamados hechos por la comunidad internacional en los últimos días.

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, condenó los arrestos de Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil, Hugo Torres y Suyen Barahona y exigió su liberación. “Otra prueba más de la verdadera naturaleza de la dictadura de Ortega”, señala Almagro.

Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil, Suyen Barahona y Hugo Torres, según la Policía, son investigados por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación, de conformidad con el artículo 1 de la Ley No. 1055 “Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”.

Este mismo machote, violatorio de los derechos humanos, ha sido aplicado a Tamara Dávila, Violeta Granera, José Pallais, José Adán Aguerri, Arturo Cruz, Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa