EN VIVO

EN VIVO

Félix Maradiaga, precandidato a la presidencia
Duyerling Ríos / Onda Local

Elecciones en Nicaragua privadas de libertad

Compartir: Descargar audio

En esta edición conversamos con Félix Maradiaga, precandidato a la presidencia, sobre las últimas acciones emprendidas por el régimen de Daniel Ortega en detrimento de un proceso electoral libre y transparente.

Durante la entrevista Maradiaga explicó que, desde que se tomó la decisión de formar parte de un movimiento de autoconvocados, se asumieron distintos compromisos, entre estos representar los intereses de la gente autoconvocada, aquellas personas que no están con ningún partido político y que no están vinculadas a ningún grupo de cúpulas de poder. “Aquellos grupos de poder son los que históricamente han negociado con el caudillo de turno y desde abril de 2018 nosotros hemos mantenido que no queremos ni élites, ni cúpulas en el poder, ni caudillos y dictadores”.

Maradiaga aseguró las candidaturas tienen desde el inicio enormes riesgos, “para poder representar esos intereses reales de la mayoría de la población, implica tener que hablar con la verdad, implica cuestionar no solo a la dictadura, sino también a sus colaboradores y eso desde que empezamos este largo camino sabíamos que esta ruta del cambio tenía esa amenaza”.

A juicio de Félix Maradiaga, una inhibición, la casa por cárcel o una confiscación no lo va a detener, “eso no ha detenido a los presos políticos que son mi inspiración, no ha detenido a las madres de los asesinados, no ha detenido a los exiliados, ni al pueblo de Nicaragua que no ha pensado en una candidatura o en ningún puesto a la hora que tenían que salir masivamente, así que efectivamente mi candidatura está en riesgo porque los poderes fácticos y la dictadura no quieren esas voces independientes”.

Para el precandidato se tiene que hacer una oposición donde esté toda persona que le haga frente a la dictadura, “donde los principios de democracia, de no impunidad e injusticia realmente se impongan frente al régimen y alcancen una unidad donde al fin y al cabo el propósito sea construir un país donde nadie se quede fuera del desarrollo, un país en el  que nadie se quede sin oportunidades de educación, de salud, de empleo;  las propuestas excluyentes en mi opinión son contrarias al espíritu de abril”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa