EN VIVO

EN VIVO

Despale en la cordillera de Dipilto y Jalapa
La Prensa

¿Cómo afecta la deforestación a la diversidad biológica en la Cordillera de Dipilto y Jalapa?

Compartir: Descargar audio

Cada 22 de mayo se conmemora el día Internacional de la Diversidad Biológica, fecha creada para "informar y concienciar a la población y a los Estados sobre la biodiversidad". En esta edición, abordamos la situación actual de la cordillera Dipilto y Jalapa, que día a día está siendo destruida por la deforestación y estas afectaciones generan serias consecuencias en la cuenca del Río Coco, según denuncias del grupo ambientalista Mogotón; conversamos con la periodista Elizabeth Romero, la ambientalista Rosario Sáenz y el ambientalista Hazly Tourniel.

Elizabeth Romero, realizó un trabajo de campo en el sector de Nueva Segovia y San José de Cusmapa y constató el despale en varias de esas comunidades. “Nosotros pudimos ver como  los ríos y las quebradas son apenas unos charcos de agua, pudimos comprobar durante el trayecto en la carretera cómo sale la madera, incluso madera aserrada; también observamos que aunque las leyes dicen que no podés cortar árboles, con los planes de manejo autorizados por las instituciones de INAFOR, MARENA y las alcaldías cerca de una quebrada como a unos 100 o 200 metros habían unos cortes de madera, también la Ley del Aguas dice que no podés cortar árboles al menos a unos doscientos metros cerca de la fuente, lo que significa que esto ninguna autoridad lo está supervisando ,o sea, autorizan sin saber dónde van a hacer los cortes”.

Para Rosario Sáenz, hablar de la situación de Nueva Segovia y particularmente hablar del Río Coco, es conversar de la historia de Nicaragua y de los esfuerzos que se han hecho por generaciones para preservar la vida en esos territorios.

El Río Coco se considera el río más largo de Centroamérica, 680 km de recorrido en el territorio nicaragüense, de estos 24,767 kilómetros cuadrados hasta su desembocadura en Cabo Gracias a Dios en el mar Caribe. Esa cuenca es una cuenca binacional compartida con Honduras, en su naciente en Honduras el río Comalí es una de las fuentes más importantes que tiene el río Coco, luego se junta en el lado nicaragüense con el río Tapacalí.

Sáenz comentó que en Nicaragua el último plan de manejo que se hizo en la zona de la cordillera fue en el año 2018, “ese plan de manejo identifica y hace una relación entre dos planes de manejo en la Reserva, uno hecho a los cinco años de haber sido declarada la reserva y otro en el 2018, en ese momento recopilaron alrededor de 11,000 hectáreas de pérdida de bosque de pino, que se ha perdido por unos supuestos planes de manejo forestal que en realidad no existen”.

La ambientalista explicó que un plan de manejo debe tener una duración promedio entre cinco a diez años, porque debe de haber una rotación o un aprovechamiento racional del recurso en etapas, en módulos, dónde se racionaliza y se identifica cuáles son los árboles que se van a cortar,  qué árboles se van a dejar por semillero, qué árboles no son susceptibles de ser aprovechados, qué debe de ser mantenido también para la regeneración natural del área e incluir los viveros forestales”.

Ante esto, Sáenz destacó que hasta el momento no se ha visto viveros forestales y los planes de manejo no son planes de manejo, “son planes de aprovechamiento o extracción forestal, no cumplen con ninguna norma técnica de manejo, no cumplen ni siquiera con el marco legal ya no solamente normativo técnico, sino con las leyes mismas que promueve el gobierno. Ha sido recurrente que las empresas madereras en esa zona han dicho que tienen más de 50 años de estar extrayendo recurso forestal de pino y preguntamos porqué no tienen sus bosques de pino propio, quién les ha impedido tener sus bosques de pino, el acerillo debería de estar en su propia finca de 3000 hectáreas y podrían tener un manejo sostenible de sus propios bosques, pero lo que he encontrado es que en efecto persiste la explotación de los recursos de pino de manera irracional”.

Por su parte, Hazly Tourniel enfatizó que para nadie es un secreto todo lo que está ocurriendo en la cordillera de Dipilto y Jalapa y las demás cordilleras. “Aquí hay dos grupos que van en avanzada, uno que es la parte forestal, está explotando los recursos de manera irracional, insostenible y amparados a planes de manejo y la otra parte es la que no vemos la que es ciega prácticamente a los ojos de las carreteras que es la frontera agrícola, que lamentablemente están desapareciendo miles y miles de hectáreas para el avance de la frontera agrícola de una manera desmedida, no controlada, sumado a la cantidad incendios forestales”.

Para Tourniel, los planes de manejo forestales son la ventana jurídica y legal para seguir destruyendo y saqueando el país con grandes mafias que operan en todo el territorio nacional y ahorita están descabezando los pocos bosques naturales que quedan en las áreas protegidas de Nicaragua. “Los planes de manejo solamente son una cuartada para destruir Nicaragua para que otros se hagan millonarios y no importándole los daños que estos causen, los pinos no retoñan, cada pino que vos cortas muere hasta el término de sus raíces, no vuelven a nacer de nuevo como otro tipo de especies entonces, no hay reposición del recurso, no hay conservación y tampoco hay vigilancia”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa