EN VIVO

EN VIVO

Cristopher Mendoza / Onda Local

El futuro de la oposición nicaragüense después de no lograr unidad

Compartir: Descargar audio

El plazo para presentar las alianzas electorales expiró el pasado 12 de mayo y aunque la oposición no llegó a un acuerdo de unidad, Juan Diego Barberena integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), asegura que la Coalición Nacional y la Unidad Nacional van a seguir abiertos y tocarán las puertas suficientes, para lograr que las fuerzas opositoras se logren aglutinar alrededor de candidaturas únicas.

A juicio de Barberena, las organizaciones políticas tienen la responsabilidad de asumir los costos de no haberse unido, “después del miércoles lo que nos queda es reagruparnos nuevamente, cohesionarnos; que el efecto y espíritu autoconvocado se manifieste aún más, cuando hablamos de una reagrupación se refiere a las organizaciones políticas, autoconvocadas, los movimientos políticos, los movimientos sociales que mantuvieron la lucha de la insurrección popular pero que además representan demandas excluidas y marginadas por los poderes fácticos de este país”, explicó Barberena.

Para Barberena en el año 2018, los partidos políticos no tenían un rol relevante y había una crisis del sistema de partido pervertido por la dictadura y por las malas actuaciones de los liderazgos políticos tradicionales, “era necesario que surgieran organizaciones de la sociedad civil que le hiciera contrapeso a la falta de legitimidad de los partidos políticos y así surge la Alianza Cívica y la UNAB como una expresión autónoma de los autoconvocados”, señaló.

El integrante de la UNAB agregó que los siguientes pasos de esta organización política no sólo van a ser internos, sino por la liberación de los presos políticos y las condiciones para este proceso electoral; el respeto a los derechos humanos durante el proceso electoral, el respeto a la voluntad popular, una demanda coherente y homogénea en contra del fraude.

“La posibilidad de que al menos haya coincidencia ya que no va a haber unidad entre los bloques opositores es que tengamos un discurso político coherente alrededor del respeto a los derechos fundamentales de los candidatos y las candidatas. Hemos pasado a otra etapa de la lucha y del combate político que no va a ser fácil y la ciudadanía también está clara de que no lo será”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa