EN VIVO

EN VIVO

CANVA

Desempleo, empleo informal y violaciones a los derechos laborales en Nicaragua

Compartir: Descargar audio

Cada 01 de mayo se celebra el Día Internacional del Trabajo, una fecha que reivindica las luchas sociales de las personas trabajadoras por el cumplimiento de sus derechos.

Para José Antonio López, abogado y especialista en derechos laborales, Nicaragua no tiene nada que celebrar, porque la clase trabajadora está diezmada. “El trabajador está tratando de sobrevivir, pero no tiene un salario digno, no se cumple o no se cumplió desde un inicio con la Ley 625, Ley del salario mínimo que te hablaba de que, para poder determinar el salario de los trabajadores, debía de basarse en tres factores el económico, la inflación y el costo de la canasta básica”.

Alexa Zamora, de la Plataforma Nacional Juvenil, aseguró que en este país las personas trabajadoras se encuentran en total indefensión ante el empleador y el Estado, “el problema no es tanto de los marcos legales, porque existe una normativa variada sino en términos de aplicación, por ejemplo, lo podemos ver con el tema de las zonas franca de cómo es el respeto de los derechos laborales de quienes trabajan en estos espacios, pero también el modelo de diálogo y consenso que logró afectar directamente el tema de las negociaciones salariales”.

Zamora, también señaló que la precarización del mercado laboral en Nicaragua ha sido notable en los últimos años, “ha sido más evidente desde la crisis sociopolítica hasta esta fecha, porque se han ido cerrando muchos espacios de empleo formal, pero también del sector informal que se ha visto altamente afectado sin ningún tipo de plan, de respaldo o garantías”.

“Los jóvenes en las ruralidades no solamente estamos queriendo que nos den un empleo o que llegue una fábrica que sobreexploten los recursos naturales de nuestros municipios, para que nos den un empleo por un salario mísero que muchas veces no llega ni garantía de seguridad social, porque son contratos profesionales de los cuales no tenés ninguna prestación que se renuevan cada seis meses o cada año, eso es lo que pasa cuando vienen a los municipios una gran empresa lechera que sobreexplota los recursos naturales o hace agricultura intensiva que por lo general está aliada con otras empresas que están ligadas al gobierno como Agricorp, las grandes corporativas ganaderas y lecheras”, señaló Alex Aguirre, activista juvenil de Wiwilí de Jinotega.

Al respecto, Alexa Zamora, refirió que la población económicamente activa en su mayoría, pertenece al rango de edad de los 16 a los 30 años y es uno de los sectores poblacionales que tiene más difícil acceso a un empleo formal, digno y decente. “Hace muchos años que la infraestructura legal, pero también las condiciones de trabajo en este país no les permiten a los jóvenes acceder a su primer empleo, menos del 40% de los jóvenes tienen acceso a un empleo formal y aproximadamente un 35% en situación de subempleo y otros jóvenes que se dedican a actividades económicas no remuneradas o actividades con un bajo nivel de remuneración”.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa