EN VIVO

EN VIVO

Playa San Juan del Sur, Nicaragua
Siul

El turismo local en San Juan del Sur a un año de la pandemia

Compartir: Descargar audio

A un año de la pandemia de la Covid19, y con la entrada del verano, los turistas nacionales que visitan San Juan del Sur parecen estar olvidándose del virus. Cientos de turistas se han desplazado a las playas sanjuaneñas; la mayoría sin ninguna protección. 

Visitamos esta ciudad turística y conversamos con propietarios de negocios que ofrecen servicios a la ciudadanía, para conocer  cómo la pandemia de la Covid-19 ha afectado sus negocios y sus vidas, y las expectativas para esta Semana Santa.

En San Juan del Sur, hay una tranquilidad relativa, la gente se moviliza por las calles, despreocupada, como si no existiera la pandemia. Fotografía: Luis Sánchez / Onda Local

Karla, Lorena y Valeria Varela, son tres hermanas que decidieron incursionar en el negocio del turismo en San Juan del Sur, ellas fundaron el Ranchito Kalovas, un pequeño restaurante familiar. 

Valeria relata que todo marchaba bien, hasta que llegó la crisis sociopolítica y económica del 2018 y luego la pandemia, “llegamos al 2018 y eso nos dio un golpe a todos, Nicaragua entera, pero de ahí vino la pandemia, que fue algo que nos vino a chocar más” lamenta. La joven emprendedora agrega que aunque el virus no pego de lleno, sí afectó muchísimo, al punto que ella y sus hermanas se vieron obligadas a cerrar el negocio durante cinco meses.

Norberto Dangla administra una empresa de transporte que ofrece tours a diferentes destinos. Él también narra cómo le afectó la pandemia: “Debido a la pandemia no se pudieron completar varios pagos de la mensualidad uno de los vehículos, se tuvo que refinanciar y se perdió prácticamente un año de pagos al vehículo (…) entonces ahí hay una pérdida económica muy grande para la empresa"

Escuche también: Crisis sociopolítica y Covid-19, las oleadas contra el turismo en Occidente

La empresa que administra Norberto, también clausuró su oficina, aunque siguió operando virtualmente gracias a sus clientes frecuentes: “El año pasado nosotros teníamos una oficina aquí cerca del mercado de San Juan del Sur y tuvimos que cerrar lastimosamente, entonces comenzamos a trabajar más virtualmente” explica Norberto, quien a la vez agrega que han logrado subistir gracias a que la empresa tiene una lista de “clientes fijos”.

Por su parte, Justa Sánchez administra un local que ofrece servicios turísticos que van desde paseos a diferentes playas, hasta tours en lancha para el avistamiento de ballenas, sin embargo, con la pandemia, la demanda de estas actividades recreativas disminuyó bruscamente. 

Justa se vio obligada a poner una pequeña pulpería y ofrecer comida en el mismo local para subsistir, confiesa que aun así no le ha ido tan bien, “aquí es una oficina de paseos, de información de paseos turísticos, avistaje de ballenas, pero esto está muerto.(…) vendemos comidita favorable pero no en cantidad.  La gente trae su comida y sus cosas, son cositas, licor lo que andan buscando, cigarros, tonteritas, pero para alimentarse ellos traen su sustento”.

Veraneantes en San Juan del Sur. Fotografía: Luis Sánchez / Onda Local  

La pandemia llegó a Nicaragua precisamente en la víspera de la Semana Santa del año pasado,  la temporada de mayor dinamismo en San Juan del Sur. 

Reina Trigueros, presidenta de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística Nicaragüense (CANTUR), filial San Juan del Sur, explica el impacto de la pandemia y las primeras medidas asumidas: “Fue un impacto fuerte porque lógicamente nosotros como cámara tuvimos que suspender las actividades que hacíamos para promocionar San Juan del Sur.”

La pandemia significó para muchos reinventarse, buscar alternativas de subsistencia, aprender a convivir con el virus, porque la vida sigue y las necesidades básicas, los impuestos y las deudas no podían esperar.

 Conocé más de historia, escuchando el reportaje completo AQUÍ

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa