EN VIVO

EN VIVO

Tania Hernández / Onda Local

Los retos de la prensa independiente de Nicaragua

Compartir: Descargar audio

Con el estallido social de abril de 2018, se agudizó la violencia y la persecución contra periodistas, que a través de su labor, denunciaban las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. En los últimos tres años la prensa independiente ha realizado sus coberturas periodísticas en medio de un contexto represivo. 

En el año 2020, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, documentó 360 casos de violaciones a la libertad de prensa y contabilizó que cada 30 horas, se cometió una agresión contra la prensa independiente. En este 2021, las y los periodistas se preparan para la cobertura de las elecciones presidenciales;  en este contexto el periodismo tendrá que asumir muchos retos.

Hans Lawrence destacó que el principal reto que están asumiendo los periodistas es que sus vidas, integridad física e incluso su libertad está en juego; ´´estamos realmente en un año clave para lo que significa el futuro de este país en medio de una sociedad polarizada donde o sos de un bando o sos del otro y con instituciones que  realmente no garantizan los derechos de ningún ciudadano”.

Para la periodista Michelle Polanco, no se podrá dar cobertura a cualquier acto político relacionado al gobierno o  la oposición,´´porque como hemos visto recientemente, tanto a los opositores en los momentos de organización como a los medios que dan cobertura a estas actividades política-partidarias  se les agrede, se les asedia, se les requisa como si fuésemos delincuentes”.

El 30 de octubre de 2020, entró en vigencia la Ley 1042, Ley Especial de Ciberdelitos. Esta ley ha sido catalogada como Ley Mordaza, porque con ella el régimen de Daniel Ortega, podría silenciar a medios de comunicación independientes, a sectores opositores y otras personas usuarias de internet.

Fabiola Tercero, periodista, señaló que con esta ley las y los periodistas están en un foco hacia el régimen de Ortega Murillo, ´´mediante vayas cubriendo en las Juntas Receptoras, te pueden echar la policía, te pueden apresar, te pueden robar tus equipos de trabajo, te pueden golpear, te pueden también que no entres a la junta receptora, que la gente no quiera hablar con vos. Con este proceso electoral, tenemos una gran violencia hacia nosotros solamente por el hecho de ser periodistas…”.

Las condiciones en Nicaragua parecen no mejorar para quienes ejercen la labor informativa. No obstante, el periodismo independiente con su valentía y compromiso se mantiene firme.   

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa