Judith Abarca / Onda Local

En el año 2020, violaciones a los derechos políticos estuvieron a la orden del día

Compartir: Descargar audio

Los derechos políticos son una categoría de derechos humanos vinculados al ejercicio cívico y político de la ciudadanía frente al Estado. Hasta la fecha, la libertad de movilización y el derecho a la organización continúan siendo violentados por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Onda Local encabezó un enlace radial y digital en donde se abordó las violaciones a los Derechos Políticos en Nicaragua y contó con las participaciones de Félix Maradiaga, representante del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y Carmen Chamorro, politóloga y activista.

Félix Maradiaga manifestó que los derechos políticos no están divorciados de los derechos humanos, “todo derecho humano es un derecho político, algunos ejemplos de derechos políticos, es el ejercicio del voto, la libre expresión, el derecho a la libre asociación y a la participación ciudadana”.

Carmen Chamorro, aseguró que la ciudadanía no puede ejercer sus derechos políticos si no hay respeto a los derechos humanos, “…en este contexto, el partido de gobierno se ha convertido de la mano del Estado y de los otros instrumentos del Estado en instituciones represivas”.

Chamorro destacó que violentar los derechos políticos, significa quitarnos el derecho de tomar nuestra propia decisión de quién queremos que nos gobierne, “…como ciudadanía hemos cometido el error de asumir que la participación política es únicamente el derecho a decidir e ir a votar, pero no, todas estas libertades públicas no podemos ejercerlas mientras estemos en un sistema autoritario, absoluto y que no nos permite tener nuestro espacio como ciudadanía”.

Por su parte, Félix Maradiaga señaló que no basta cambiar un régimen para poner otro, “es también estar replanteando de fondo la necesidad de un Estado que realmente responda desde la dignidad de las personas”. Al respecto, Carmen Chamorro explicó que la salida del régimen no es el fin último de la lucha cívica que inició desde abril de 2018, “…necesitamos cambios profundos al sistema donde se nos garanticen esos derechos políticos, esos derechos civiles y sobre todo se nuestros derechos humanos”.

“Cuando hablamos de cambios profundos, no hablamos de temas abstractos, hablamos de un futuro con memoria que tiene que ver completamente con desmontar una cultura de impunidad en Nicaragua. En el país ha habido procesos sistemáticos de violaciones a los derechos humanos en el pasado y hasta el momento, no han sido resueltos”, agregó Maradiaga.

Para Chamorro y Maradiaga las elecciones son un medio y no un fin, “no podemos como oposición enfocarnos únicamente en las elecciones, este país requiere una transición hacia la democracia desde la no violencia. El tema de las reformas electorales es un tema fundamental, porque las elecciones son un método de protesta, pero la mayor presión que se puede hacer al régimen es estar organizados”, manifestó Maradiaga.

Chamorro enfatizó que la correlación de fuerzas no se puede cambiar sino se tiene la participación y organización de la ciudadanía; “no podemos cambiar una correlación de fuerzas cuando la oposición por un lado está exigiendo cambios fundamentales y por otro lado la empresa privada exige demandas que no hacen eco en la ciudadanía”

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa