EN VIVO

EN VIVO

El baile de los Diablitos, Nicaragua
Isayara López / Onda Local

La sátira nica desafía el poder opresor

Compartir: Descargar audio

Duyerling Ríos e Isayara López / Onda Local

Es el último domingo de octubre, las calles de Masaya parecen tranquilas y silenciosas; entre el viento y el calor de mediodía se escucha la melodía de los filarmónicos que dan aviso a la algarabía de la gente reunida en estas fechas para continuar una tradición que, entre la burla y la sátira, comenzó como protesta ante el dominio del poder.

Silvio Ortega, originario de Monimbó-Masaya e integrante de la cofradía del Gran Torovenado del Pueblo, asegura que la historia de esta danza hunde sus raíces en las danzas indígenas precolombinas, “…nuestra danza actual podríamos decir que es una reminiscencia de ese hermoso pasado,que con el tiempo se fueron convirtiendo en un teatro popular callejero para mofarse, burlarse de las autoridades ya sean estas civiles, militares o eclesiásticos…”

Escuche también: El humor para resistir a los abusos del poder

Masaya, es una muestra de la idiosincrasia y el humor nicaragüense, un espíritu valiente, cargado de imaginación e ingenio. Para Silvio Sirias,elnicaragüense es ingenioso y creativo con lo que está pasando a su alrededor, "...nosotros tenemos como deporte principal practicar y ejercer la política, eso significa que nos encanta la política y eso hace que la creatividad explote y que la gente pueda tener un alto grado de análisis...además el nicaragüense siempre está conspirando, conspira contra el poder, la política, contra la religión, la economía, la familia, las estructuras establecidas y todo eso hace que el humor salte a través de cualquier producción que tenga que ver con comunicación y que pueda mandar un mensaje y en tiempo de mordaza creo que el humor será efectivo…”

Por su parte, la abogada Yonarki Martínez, explicó que el humor es una forma de resistencia frente al poder,“…el humor molesta porque quizá que es una manera que el nicaragüense ha utilizado para menguar un poco el dolor y de igual manera expresar que tiene ante el descontento de la violación a los derechos humanos de una manera que sea amena".

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa