EN VIVO

EN VIVO

La explotación minera, principalmente a cielo abierto, implica altos costos ambientales y sociales
Julio López / Onda Local

El extractivismo un modelo de crecimiento que debe transformarse

Compartir: Descargar audio

El extractivismo es un modelo de desarrollo basado en la explotación de los recursos naturales de forma irracional, en diversos casos se encuentra relacionado con el despojo de estos recursos a las comunidades locales. 

En esta edición, Onda Local conversó con Pierre Marlet, de Nitlapán sobre cómo el extractivismo continúa impactando los territorios nicaragüenses, reflejado en el deterioro ambiental y el aumento de la conflictividad.

Pierre Marlet, explicó que el modelo extractivista no tiene que ver solamente con minería, sino con todos los procesos que extraen recursos naturales para el mercado internacional “esto es la base de un modelo de desarrollo nacional e internacional, que tiene sus implicaciones locales…aunque algún modelo de desarrollo puede traer riquezas para ciertos actores, pero con impactos ambientales y sociales negativos”. 

El modelo desarrollo es un modelo que a nivel nacional, local e internacional privilegia a algunos actores frente a otros, que se van a lucrar más de las puestas en marcha de este modelo, usualmente lo aprovechan quienes tienen los recursos para hacerlo.  

Cuando existe resistencia ante los poderes 

Para todos los activistas del mundo, la región más poderosa es Latinoamérica. Los modelos extractivistas son apoyados, por todos los gobiernos, incluso los llamados de izquierda y progresistas de América Latina, pero es porque dentro de ese modelo general como modelo de desarrollo, el país tiene que crecer económicamente a través de riquezas, asegura Pierre. 

Para países como Nicaragua, la forma más fácil para producir riquezas es la exportación, en el país se exporta oro, camarón, ganado, azúcar. Los gobiernos apoyan eso, porque es la forma de crear crecimiento económico. 

Para el invitado de Onda Local, cuestionar el modelo extractivista, significa reconocer o valorar cómo se siente la gente frente a estas actividades que exponen los recursos naturales. Agrega que el extractivismo genera  que los territorios pierdan sus riquezas ambientales y sociales.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa