EN VIVO

EN VIVO

La libertad de asociación es un derecho

Compartir: Descargar audio

El derecho de asociación se encuentra establecido desde 1987 en la Constitución Política de Nicaragua y es reconocido en múltiples tratados internacionales, el ejercicio de este derecho contribuye a la vida democrática de los países. 

Sin embargo, en 2018, el régimen de Daniel Ortega canceló la personería jurídica y confiscó los bienes de nueve organizaciones civiles, entre ellas Fundación del Río y Popol Na, como represalia por su posición crítica frente a las arbitrariedades cometidas por el régimen ese año.

En esta edición, Onda Local conversó con Amaru Ruíz, presidente de Fundación del Río y con Mónica López Baltodano, directora ejecutiva de Popol Na acerca del derecho a la asociatividad.

Ambas organizaciones impulsan la campaña ¡Porque Asociarnos es un derecho!, con el Hashtag #LaLibertadNoSeConfisca, con la cual continúan reclamando sus derecho a la Libertad de Asociación, así como para denunciar y visibilizar los atropellos cometidos por el régimen de Daniel Ortega en contra de las organizaciones que se han visto afectadas por medidas inconstitucionales que pretenden callarles. 

Para Mónica López Baltodano, a través del ejercicio de la libertad de Asociación, la ciudadanía puede participar en la definición del futuro y del presente de un país. “Es importante que la ciudadanía entienda que este derecho tiene implicaciones en múltiples ámbitos de la vida, no es sólo la incidencia de cara al Estado, sino el ejercicio de la libertad de pensamiento, el derecho de poder constituirte de distintas formas organizacionales”, destacó.

Por su parte, Amaru Ruíz explicó que el asociacionismo, es un derecho o una libertad que tienen los ciudadanos y los ciudadanos frente al actuar del Estado, “se organizan para diferentes fines y es así como nacen los movimientos autoconvocados, pero también así nacen las organizaciones de sociedad civil, los sindicatos y las empresas, todos estos van en función de los intereses de los ciudadanos”, agregó.

“Lo que está pasando en Nicaragua, es que el actual régimen está queriendo convertir el derecho de asociación, en un derecho privilegiado para quienes piensan políticamente como ellos…el derecho de asociación es crucial, para la transformación democrática de Nicaragua”, señaló Mónica López.

Amaru Ruíz, aseguró que en Nicaragua se están violando todas las libertades y esto expone a los ciudadanos, “en una sociedad democrática, en un país democrático, los garantes principales de los derechos es el Estado”, enfatizó. 

López destacó que cuando se tiene una dictadura en el poder, la dictadura lo que hace es trabajar en la supresión de la democracia, “no tiene en su concepción, la aceptación del pensamiento diverso, la aceptación de la libertad de expresión. Por lo que, este régimen tanto a nosotros como a Fundación del Río, nos quitaron la personería jurídica”.

Amaru y Mónica señalaron que no es la institucionalidad del Estado la que les dio origen, sino que es la voluntad de todas las personas que integran las organizaciones y eso no lo puede confiscar ningún régimen.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa