Periodistas independientes conmemoran su día con dignidad, resistiendo a la violencia del régimen de Daniel Ortega

Compartir: Descargar audio

Gerall Chávez periodista exiliado en Costa Rica, de la plataforma digital Nicaragua Actual, recibió amenazas de muerte el pasado 25 de julio de 2020. Un desconocido llegó hasta su casa, ubicada en El Rosario, Carazo, para entregar un sobre blanco y una USB, que contenían una carta y un video animado en el que simularon la decapitación de Chávez. En la carta se lee: “Ya tenés tu lugar ganado en el panteón. Seguí hablando mierdas que cuando volvás te vamos a cortar la lengua. Mientras no volvás y sigas jodiendo nos vamos a desquitar con tu familia”.

Por su parte, Hans Lawrence, periodista del medio digital Nicaragua Investiga, tuvo que ser ingresado de urgencia en el hospital Vivian Pellas, luego que las fuerzas de choque del FSLN lo atacaran y le robaran sus equipos, luego de finalizar la misa fúnebre del poeta Ernesto Cardenal, el pasado 03 de marzo de 2020.

Los ataques a Gerall y Hans son dos casos emblemáticos de la escalada de violencia hacia el periodismo independiente por parte de la dictadura de Daniel Ortega. En los últimos meses las agresiones, amenazas y persecuciones no han cesado, más bien se han agudizado por la pandemia del COVID 19 y con la persecución judicial. A pesar de este contexto adverso, hombres y mujeres de prensa no se doblegan y siguen cumpliendo con su labor de informar.

Gerald,  explicó que ejercer periodismo es continuar dando la batalla, aunque al poder no le ha gustado cómo se hace periodismo en el país. “El periodismo es el que dice la verdad, el que cuestiona a los funcionarios y es por lo que hemos visto exilio, muerte, persecución e incluso cárcel para los periodistas”, manifestó.

Hans, aseguró que la situación del periodismo en el país es trágica y violenta, “ejercemos nuestra labor en medio de la inseguridad, porque no tenemos protección de parte de las autoridades, quienes deberían de darnos estas garantías; no solamente porque somos periodistas, sino porque también somos ciudadanos nicaragüenses”, señaló.

Abigail Hernández, periodista e integrante de la Comisión Ejecutiva de Periodistas y Comunicadores Independientes (PCIN), aseguró que la situación actual del periodismo en el país, es una estrategia política del régimen Ortega-Murillo para callar las voces, “la prensa independiente en Nicaragua desde 2007 viene denunciado una serie de violaciones a los derechos humanos, actos de corrupción, en las distintas instituciones del Estado, las anomalías estructurales y las deficiencias de un Estado que se viene desgranando año con año”, agregó Hernández.

Lea también: Rosario Murillo contagiada de odio contra el periodismo independiente de Nicaragua

Abigail señaló que desde 2007 se ha establecido gradualmente una estrategia de asfixia económica a los medios de comunicación:

  • Se inició con el uso de la publicidad estatal.
  • Cierre de medios comunitarias a nivel nacional.
  • Acaparación de los medios de comunicación.
  • Información pública centralizada y como secreto de Estado.
  • A partir de 2018, las violaciones a la libertad de prensa se recrudecieron y fueron más evidentes, manifestadas en el asesinato del periodista Ángel Gahona, confiscación de medios, robo de equipos, acoso, vigilancia, judicializaciones, entre otros. 

“No debería criminalizarse el ejercicio periodístico, pero sabemos que existe un régimen autoritario en Nicaragua que pretende callar nuestras voces; pero estamos comprometidos con Nicaragua, con decir la verdad, con contar lo que está pasando y digo esto porque no somos políticos, aunque muchas veces se nos califica de golpistas y de terroristas mediáticos, pero lo único que hacemos es informar”, aseveró Gerald Chávez.

El 08 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Periodista una fecha que desde 1983 nos recuerda a las personas que ejercen esta profesión y con su trabajo garantizan la libertad de expresión. En Nicaragua, los periodistas ejercen su labor en medio de la represión del Estado, pero con su trabajo continúan aportando a las libertades públicas, desde las trincheras de la información luchan en medio de los obstáculos y vicisitudes a los que se enfrenta su profesión.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa