Dos personas heridas y cinco detenidas en ataque policial en Ometepe
Onda Local

Continúan acciones represivas del régimen Ortega-Murillo

Compartir: Descargar audio

Desde el estallido social de abril de 2018 la dictadura Ortega-Murillo inició una campaña de acoso, persecución y uso de la fuerza contra cualquier persona que se manifestara o portara una bandera azul y blanco. Las protestas cívicas y pacíficas, la libertad de expresión y el derecho a la libre movilización, son derechos que a pesar de estar contenidos dentro de la Constitución Política son acciones que el gobierno vetó y le ha negado a la ciudadanía.

El pasado 19 de abril de 2020 en la comarca de Esquipulas, Isla de Ometepe un grupo de jóvenes se encontraban en el parque de Esquipulas, levantaron una bandera de Nicaragua y eso provocó que la policía ejerciera un uso excesivo e irracional de la fuerza pública.

Frank Flores, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) se refirió a estos hechos como “acciones arbitrarias que vulneran los derechos y garantías constitucionales contra ciudadanos que han ejercido actos cívicos sin vulnerar al Estado, institución pública o privada”, aseguró.

Los pobladores denunciaron que inmediatamente se presentaron antimotines fuertemente armados y luego demostraron a la CPDH los elementos con los que fueron reprimidos, Flores menciona que algunos de estos responden a fusiles AK, escopetas, y bombas lacrimógenas, además de causar lesiones, hubo persecución a pobladores del lugar, resultando heridas con arma de fuego dos personas y otras fueron detenidas.

Lea también: Policía Orteguista ataca en Ometepe, hiere a dos y detiene al menos a cinco personas

“Todo ciudadano patriota, amante de su país tiene el derecho, la facultad, de tener una bandera ese es un acto cívico, un derecho de todo ciudadano, portar una bandera. Es el único país del mundo donde una persona por portar una bandera se le considera un delincuente o terrorista”, expresó el abogado.

Por su parte la Policía Orteguista, emitió un comunicado referido a los hechos y catalogó a los detenidos como personas en estado de ebriedad, Flores afirma que es totalmente falso y asegura que no se cometió ningún delito, “los ciudadanos estaban en un lugar público departiendo y por haber colocado la bandera azul y blanco, fue que la policía hizo presencia en el lugar a atacarlos”, añadió.

La CPDH asegura que las personas detenidas están siendo procesadas de forma arbitraria y algunos de los delitos que se les imputan a ellos son: obstrucción de funciones, homicidios en grado de tentativa, homicidio en grado de frustración, daño agravado, robo agravado, y secuestro extorsivo.

Este tipo de actos vulneran el derecho a la libertad, protesta cívica, libre circulación e integridad física de los ciudadanos, derechos que están establecidos en la Constitución Política de Nicaragua y que el Estado está obligado a garantizarlos.

Te invitamos a escuchar el programa completo que Onda Local realizó este 24 de abril de 2020.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa